Darias deja estupefacta a la Xunta al asegurar que «los marineros se vacunarán cuando les toque»

Mar tacha de «menosprecio a los profesionales gallegos» la respuesta de la ministra de Sanidad tras el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud

José Pérez, Susana Lenguas, Rosa Quintana y Manuel Ruiz
José Pérez, Susana Lenguas, Rosa Quintana y Manuel Ruiz
s. s. c. Q.
redacción / la voz

Hacía días que desde Madrid llegaban señales. Indicios de que se podía estar preparando una campaña de vacunación específica para los marineros, como habían pedido por activa y por pasiva las asociaciones profesionales, las cofradías, las patronales y hasta la mismísima Organización Marítima Internacional (OMI) y otras cuatro agencias de la ONU. Las llamadas de los responsables del Instituto Social de la Marina (ISM) a las agrupaciones de armadores y organizaciones de productores para consultar el número de barcos que había en según qué puerto, los marineros que había enrolados, fechas de las mareas... «Es un trabajo que nosotros ya habíamos realizado para tener los deberes hechos en el caso de que se organizase una campaña», apuntaba el martes Edelmiro Ulloa, gerente de la Cooperativa de Armadores de Vigo (Arvi).

Todo parecía encajar cuando el martes, en la Comisión Nacional de Salud Pública, las autoridades gallegas de Sanidade entendieron que el Gobierno comulgaba con que un colectivo como el de los profesionales del mar, que no siempre están en tierra para recibir la vacuna, que convive en un espacio en el que es difícil o imposible guardar las distancias de seguridad y que si enferma a bordo puede verse en problemas para recibir asistencia necesitaba una campaña específica.

Las señales que enviaban desde Madrid eran aparentemente tan claras que la conselleira de Mar, Rosa Quintana, no dudó en anunciar la inminencia de esa campaña en una visita que giró al puerto de Ribeira. «Onte [por el martes] na Comisión Nacional de Salud Pública, a directora xeral de Saúde Pública da Xunta reiterou ao ministerio a necesidade de abordar a vacinación de todos os mariñeiros e a representante de Sanidade veu con bos ollos a proposta, así como o resto das comunidades», explicó Quintana. Es más, avanzó que se estaba cerrando la campaña con el ISM para empezar «en breve» con la inmunización del colectivo, objetivo para el que «se están ultimando os detalles nas bases de datos».

Unos registros en los que, en teoría, se recogía a todos los profesionales del mar, ya fuesen de la pesca, de la marina mercante, fuesen oriundos de Malpica o hubiesen nacido en Laredo.

Señales que eran humo

Pero resultó que todas esas señales eran humo. Un espectáculo de sombras chinas que mantuvo engañada -y esperanzada- a la Xunta durante toda la jornada. En la Consellería do Mar esperaban al término del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud solo para conocer los detalles de ese programa específico de vacunación para los integrantes de un colectivo que en reiteradas ocasiones se reivindicó como profesión esencial, tal y como había sido considerada en los primeros momentos de estado de alarma. Quintana suponía que, al acabar esa reunión, se conocería por qué segmentos de flota se iniciaría, cómo se organizaría la campaña e, incluso, qué solución se emplearía para inmunizarlos. Pero para nada se esperaba la intervención de la ministra Carolina Darias anunciando que, a petición de la Xunta, el ISM estaría en disposición de vacunar a los marineros, ahora bien, según la estrategia de vacunación, «cuando les toque, en el turno que les toque y con la vacuna que les toque». Esto es, nada de campaña específica ni ningún otro miramiento. Y no solo eso. Negó que en la Comisión Nacional de Salud se hubiese adoptado «nada respecto a eso», recogió Efe, aunque admitió que el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, «sí había presentado la petición de que pudiera ser el ISM el que pudiera vacunar en el orden que le toque, conforme a la estrategia de vacunación, a los marineros».

Ni que decir tiene que esas declaraciones «nos han dejado estupefactos», apuntaron fuentes de Mar. «Demuestra, como ha ocurrido a lo largo de las últimas semanas, que el ministerio aplica distintas varas de medir ya no por colectivos, sino por territorios. La respuesta de la ministra es un menosprecio a los marineros de Galicia».

Armadores vascos reclaman que se vacune a los marineros gallegos

e. a.

Atuneros recurren a Aetinape para lograr que Galicia inmunice a sus tripulantes, algunos enrolados en sus buques

Sanidad y Sanidade continúan desoyendo el clamor de los marineros para que se les considere grupo de profesión prioritario a la hora de recibir la vacuna contra el covid. No se trata solo de los problemas que pueden derivarse de citar a estos profesionales por edades en lugar de por barco -que falte algún marinero puede descuadrar la tripulación mínima y obligar a amarrar al buque-, o de las dificultades de hacer coincidir las llamadas con las mareas y los embarques, pues una persona puede estar en alta mar cuando sea el turno de su grupo de edad. Es, sobre todo, por la convivencia a bordo de varias personas expuestas al contagio que pueden encontrarse a cientos de millas de distancia de un puerto cuando se detecta un caso.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Darias deja estupefacta a la Xunta al asegurar que «los marineros se vacunarán cuando les toque»