Galicia exige a Madrid y a Europa que proteja el marrajo pero sin perjudicar a la flota

Los diputados piden una solución para desbloquear las 90 toneladas que Transición Ecológica no permite comercializar


redacción

Cuando las asociaciones de palangreros y organizaciones de productores están consultando la posibilidad de pleitear contra el Ministerio de Transición Ecológica por no dejarles vender lo que Agricultura les dejó pescar, el bloqueo de 90 toneladas de marrajo capturadas por la flota gallega volvió ayer a la Comisión de Pesca del Parlamento de Galicia. Llegó de nuevo a la cámara a instancias del PPdeG. Y otra vez la defendió José Alberto Pazos Couñago, que, desde luego, volvió a meter el dedo en el ojo al Gobierno de Sánchez por el despropósito y descoordinación entre dos de sus departamentos. Una incongruencia que supone un quebranto económico al sector de palangre de superficie, ya tocado por las últimas decisiones de la UE, obligar a descargar las aletas adheridas a los barcos europeos mientras los asiáticos siguen descargando cuerpos y extremidades por separado.

La iniciativa de los populares, que apoyaron nacionalistas y socialistas, insta a la Xunta a demandar al Goberno central y a la Comisión Europea «a análise de medidas de protección do marraxo dientuso que non leven ao quebranto económico da flota e que teñan en conta todas as medidas de xestión sostible que as diferentes organizacións rexionais de pesca e a Unión Europea teñen adoptado en favor desta especie».

Pazos Couñago recordó que en esa misma cámara ya se había aprobado una propuesta que reclamaba una solución urgente para las capturas de marrajo. Pero el Gobierno de Pedro Sánchez «está a manter unha actitude contemplativa nun grave problema da frota galega do que é o único responsable, porque non existe un so argumento científico que avalíe o bloqueo de vendas de marraxo capturado». Y es que, sin misterio de la resurrección mediante -dijo el popular-, mantener bloqueada la comercialización de las 90 toneladas pescadas legalmente por la flota no trae beneficio medioambiental alguno y sí perjuicio socioeconómico a los palangreros.

Aunque no figuraba en la propuesta, Pazos Couñago planteó la necesidad de, primero, permitir la venta de ese marrajo al que Comercio, Transición Ecológica mediante, no ha dado el certificado CITES, imprescindible para su comercialización. Y, segundo, de compensar a las empresas por los gastos en que han incurrido por los 16 meses de almacenamiento a los que se han visto abocados. «O que pecha, paga», apuntó el diputado popular reinterpretando el lema de que quien contamina, paga.

El PSdeG votó a favor, pero aún trató de lavar la cara del Ejecutivo ensuciando la de los populares, haciendo ver la socialista Patricia Otero que la extensa exposición del defensor de la moción, nada tenía que ver con lo que se ponía a votación. «Non se pide que se compense á flota, nin unha solución para a comercialización do marraxo, senón medidas de protección que non supoñan un quebranto económico e que sigan o que dispoñen as organizacións rexionais de pesca». 

El BNG también votó a favor de deshacer un «esperpento», un «absurdo» que ten «responsables políticos con nomes e apelidos», dijo la portavoz, Rosana Pérez. Porque tanta culpa tiene la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, como su homólogo de Agricultura y Pesca, Luis Planas, incapaz de defender a la a la que se debe.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Galicia exige a Madrid y a Europa que proteja el marrajo pero sin perjudicar a la flota