Patrocinado por

Armadores vascos reclaman que se vacune a los marineros gallegos

e. a. REDACCIÓN / LA VOZ

SOMOS MAR

XAIME RAMALLAL

Atuneros recurren a Aetinape para lograr que Galicia inmunice a sus tripulantes, algunos enrolados en sus buques

15 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Sanidad y Sanidade continúan desoyendo el clamor de los marineros para que se les considere grupo de profesión prioritario a la hora de recibir la vacuna contra el covid. No se trata solo de los problemas que pueden derivarse de citar a estos profesionales por edades en lugar de por barco -que falte algún marinero puede descuadrar la tripulación mínima y obligar a amarrar al buque-, o de las dificultades de hacer coincidir las llamadas con las mareas y los embarques, pues una persona puede estar en alta mar cuando sea el turno de su grupo de edad. Es, sobre todo, por la convivencia a bordo de varias personas expuestas al contagio que pueden encontrarse a cientos de millas de distancia de un puerto cuando se detecta un caso.

La Asociación de Titulados Náutico-Pesqueros (Aetinape) ha sido una de las más insistentes en reclamar esa prioridad. Remitió cartas al ministerio cuando todavía estaba Illa y las ha reiterado desde que lo ocupa Darias. Además, se ha dirigido a las consejerías correspondientes de todas las comunidades autónomas con litoral, con más fracasos que éxitos. Solo el País Vasco hizo suya la reivindicación y reconoció a los arrantzales como grupo de profesión esencial, igual que el personal de atención al público en los supermercados y otros colectivos.

Mientras, Galicia sigue aún enredada en cuestiones de competencia -apunta al ministerio- y lanza señales ambiguas. Primero se mostró poco partidaria de vacunar por colectivos para no crear agravios para, después, asegurar el conselleiro que se iba a plantear al Instituto Social de la Marina (ISM) en el consejo interterritorial, y anteayer sugerir que se iba a reservar la vacuna Janssen a los marineros -en la estrategia nacional se asigna a la franja de edad de 70 a 79 años-, sin concretar, sin embargo, si se estaba organizando una campaña específica.

Y mientras Sanidad y Sanidade se apuntan mutuamente con el dedo, los armadores de barcos atuneros vascos, en los que hay enrolados muchos marineros gallegos, han recurrido a Aetinape buscando apoyo para hacer presión y lograr que se se vacune a los marineros gallegos. Así que el colectivo ha tenido que emitir la nota oficial «más indignante y vergonzosa que tuvo nunca que hacer sobre la pesca gallega». Un comunicado en el que reflejan «el pasotismo de las autoridades de la mayor potencia pesquera de España, que no ha movido un dedo para incluir a los pescadores en los grupos de inmunización prioritarios».

En la carta encabezada por una de las mayores armadoras atuneras vascas se pone de relieve que en el País Vasco están inmunizando a toda la flota, tanto a la bajura como a la altura para que los tripulantes embarquen ya vacunados para «evitar o minimizar los riesgos que puede acarrear el covid a bordo». Sin embargo, se encuentran con el problema de que «la tripulación gallega no tiene acceso a vacunas», con lo que, ya en opinión de Aetinape, las medidas impulsadas por la Administración vasca no servirán de nada si se embarca al personal que no está inmunizado.

Ayer mismo Aetinape puso el caso en conocimiento de las consellerías de Sanidade y de Mar, por más que al responsable de la primera ya se había dirigido el 18 de febrero, dicen, aunque «ni tuvo la deferencia de contestar», revelan.

Seychelles pinchará a los extranjeros

Tras la muerte de dos marineros por covid en un atunero, las autoridades de las Seychelles, donde operan numerosos barcos de capital español y tripulación gallega, han decidido vacunar a todos los marineros extranjeros y han contactado con los consignatarios locales para organizar un plan de vacunación específico para el colectivo.