Patrocinado por

Pescanova testa con Repsol un sistema para ahorrar energía en la cría de rodaballo

e. a. REDACCIÓN / LA VOZ

SOMOS MAR

M. MORALEJO

Aplicará por primera vez al sector un método basado en la inteligencia artificial

13 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El rodaballo, para que se críe bien, necesita una temperatura diferente según la etapa de desarrollo en que se encuentre. Si está en su medio natural, la busca; en un tanque de cultivo, hay que proporcionársela. Las piscifactorías tienen sus técnicos y sistemas que se encargan de aclimatar la piscina a gusto de cada grupo.

Pero si funciona bien el sistema que ha desarrollado en su laboratorio de microrredes el centro de investigación Repsol Technology Lab, esa función podría quedar en manos de la inteligencia artificial, que procurará, además una mejora de la eficiencia energética.

Si da resultado o no se testará en la planta de alevines de rodaballo que Nueva Pescanova tiene en Mougás (Pontevedra). La multinacional se ha aliado con la empresa energética para probar, por primera vez en la actividad acuícola, un sistema de gestión inteligente que mejorará el consumo de energía en las instalaciones.