Una fragata sustituirá al Castilla, averiado en la operación Atalanta

En una inspección rutinaria se detectó un desgaste anormal del eje que une el motor con una de las hélices del buque


madrid

El buque de asalto anfibio Castilla, que sufrió una avería en uno de sus ejes en aguas del Índico mientras participaba en la operación Atalanta de lucha contra la piratería, navegará de vuelta a España y será sustituido probablemente por una fragata.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha informado este viernes de que se trata de una avería «que suele ocurrir, según dicen los técnicos», y de que en cuanto se tuvo conocimiento de ella se buscó un reemplazo.

El buque partió el pasado 30 de enero de la Base Naval de Rota y estaba previsto que permaneciera en el Índico hasta junio, pero ayer se detectó un problema con uno de sus ejes en una inspección rutinaria. Según han informado a Efe fuentes de la Armada, se trata de un desgaste anormal del eje que une el motor con una de las dos hélices del buque. A raíz de su detección, y en previsión de que la avería pueda ir a más, se decidió que el barco volviera a Rota, ya que su reparación requiere de la entrada del buque en dique seco.

Fuentes del Estado Mayor de la Defensa (EMAD) han informado de que el buque está ahora fondeado en Yibuti en espera de poner rumbo a la localidad gaditana, aunque lo hará a una velocidad baja para no dañar más el eje.

Lo más probable es que el Castilla se sustituya por una de las fragatas F80 que están en Rota, una vez se cumplan los protocolos sanitarios con las correspondientes vacunas.

Robles ha destacado la importancia de sustituirlo cuantos antes, ya que para España, ha dicho tras un encuentro con periodistas, la operación Atalanta es estratégica y está cosechando éxitos en la lucha contra los piratas.

El objetivo principal de esta misión consiste en proteger a los buques del Programa Mundial de Alimentos (WFP), así como a otros buques vulnerables, y la lucha contra la piratería en aguas del golfo de Adén y la cuenca este de Somalia.

Esta misión es la primera operación marítima de la Unión Europea que se realiza en el marco de la Política Europea de Seguridad y Defensa (PESD).

El Castilla que vuelve a España cuenta con 260 efectivos, un helicóptero AB-212 de la 3ª Escuadrilla de Aeronaves y un sistema aéreo no tripulado «Scan Eagle» de la 11 Escuadrilla, que aporta al buque nuevas capacidades en misiones de vigilancia y obtención de imágenes en tiempo real.

Este buque está diseñado para transportar tropas y vehículos y para operar con embarcaciones anfibias en el dique y con helicópteros en su cubierta de vuelo, y también puede participar en operaciones de mantenimiento de la paz y de ayuda humanitaria, mediante apoyo médico y quirúrgico, en catástrofes naturales.

Ha sido desplegado en el 2012 y el 2018 por las costas del golfo de Adén dentro del dispositivo de Atalanta, a la que se había incorporado por tercera ocasión.

El buque de asalto anfibio Castilla comenzó su construcción en mayo de 1997 por Navantia en El Ferrol y fue entregado a la Armada el 26 de junio del año 2000, sustituyendo al viejo transporte de ataque Aragón.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Una fragata sustituirá al Castilla, averiado en la operación Atalanta