Alarma en las cofradías: «O marisqueo a pé tamén deberá remitir datos de capturas dende a praia»

Apelan «ao sentido común» de España y de la UE e insisten en reclamar normas adaptadas a la realidad del sector gallego

Concentración de la flota de bajura y el marisqueo en el puerto de Tragove, en Cambados, una de las muchas protestas contra el Reglamento de Control Pesquero que hubo en Galicia el 26 de marzo
Concentración de la flota de bajura y el marisqueo en el puerto de Tragove, en Cambados, una de las muchas protestas contra el Reglamento de Control Pesquero que hubo en Galicia el 26 de marzo

REDACCIÓN

Si ya consideraban «absurdo geolocalizar a buques que faenan agrupados a escasos metros de la costa» y obligarles a remitir los datos de sus capturas desde los barcos, las cofradías gallegas se han quedado boquiabiertas este viernes con la información que les transmitió Ignacio Gandarias, director general de Ordenación Pesquera en el Ministerio de Pesca. Según la federación autonómica que preside José Antonio Pérez, «está sobre a mesa que as persoas que participen en pesca sen buque tamén estarán obrigadas á remisión dos datos de capturas diarios e, por tanto, se inclúe ao marisqueo a pé» en el envío de esa información «dende a praia, de xeito individual».

Los pósitos interpretan que los mariscadores tendrían que trabajar equipados con un teléfono móvil dotado de una aplicación similar al diario electrónico. La usarían para dar cuenta de sus capturas antes de acercarlas a la lonja para la subasta. De momento, aclara la federación gallega citando la información recibida de Gandarias, «non hai nada definitivo porque todo se pode falar» ya que el Reglamento de Control Pesquero aprobado por el Parlamento Europeo todavía está pendiente de los trílogos, la negociación a tres bandas entre ese organismo de la UE, la Comisión y el Consejo de euroministros. Aun así, prosiguen en el comunicado recién difundido, «non consideramos que sexa factible a remisión de datos nin dende embarcacións de pequeno porte nin, por suposto, que cada mariscador a pé envíe os datos». También alegan que eso «xa se fai diariamente por parte das lonxas, e entendemos que o control terá que ser igual de rigoroso como ata agora».

Gandarias citó a las cofradías españolas a una reunión telemática para hablar de la geolocalización de todos los pesqueros, incluidos los de menos de doce metros de eslora, y el envío de datos por medios digitales antes de entrar en puerto. Contra esas medidas se rebelaron pescadores de bajura y mariscadores gallegos el pasado 26, cuando se concentraron a mediodía en gran parte de los puertos gallegos, protesta secundada también en los muelles asturianos.

Las federaciones de cofradías gallegas recibieron con «sorpresa esta novidade da que aínda non tiñamos coñecemento». Por eso, a través de un comunicado de prensa, «apelamos ao sentido común dos eurodiputados e do ministro de Pesca español» porque, en su opinión, la bajura y el marisqueo en Galicia «non poden ser consideradas sen ter en conta as nosas características como flota e como colectivos». Recalcan su propósito de «facer todo o necesario para revertir este escenario» porque, en su opinión, la norma que impulsa la UE no tiene en cuenta que pescan «en augas interiores principalmente especies non sometidas a topes admisibles de capturas (TAC) e cotas». Y, en el caso del marisqueo, está «regulado a través de plans de explotación, co que está máis que controlado».

Por todas esas razones, la federación autonómica anuncia su intención de «solicitar a excepcionalidade para o sector artesanal galego e, por suposto, para todo o marisqueo, sexa a pé ou a flote». Rechazan la geolocalización y el envío de datos por medios telemáticos antes de llegar a puerto aunque la Administración les diga que se esas medidas se aplicarán «de xeito paulatino, empezando por augas exteriores e, pouco a pouco, de aquí a catro anos, ir engadindo sectores ou flotas».

La pesca de Galicia y Asturias se rebela contra la UE porque «non somos delincuentes»

Somos Mar

Álbum de fotos y crónicas de barcos de bajura en huelga, clamando con bocinas y sirenas  por un control que los «criminaliza»

Ya hace años que no se vivía en la pesca española una movilización como la de este viernes, convocada por las federaciones gallega, asturiana y española de cofradías. Barcos de bajura y mariscadores de toda Galicia y de Asturias están en huelga, amarrados a puerto, con sus tripulaciones en pie de guerra contra el Reglamento de Control Pesquero que prepara la Unión Europea (UE). «Somos pescadores, non delincuentes» recorre la costa gallega de sur a norte y en el litoral asturiano continúa «una protesta que sonará mucho». Y tanto, porque ahora a mediodía se escuchan bocinas de las embarcaciones y sirenas de las lonjas clamando contra la intención de obligarles a estar permanentemente localizados, a registrar sus capturas en diario electrónicos y a instalar cámaras de vídeo a bordo si las autoridades sospechan que vulnera la obligación de llevar a puerto todo lo que capture.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Alarma en las cofradías: «O marisqueo a pé tamén deberá remitir datos de capturas dende a praia»