Empieza la cuenta atrás para que los petroleros salgan del puerto interior de A Coruña

Repsol inicia en plazo las obras del poliducto de la refinería a Langosteira


A Coruña

Empieza la cuenta atrás para que desde agosto del 2022 los petroleros dejen de entrar en el puerto interior de A Coruña y pasen a operar en punta Langosteira. Repsol inició ayer la construcción del poliducto que unirá la refinería con la terminal petrolera del puerto exterior. La infraestructura permitirá trasladar allí todas las operaciones con crudo.

Las obras comenzaron con el desbroce y la retirada del manto vegetal del primer kilómetro del trazado, desde la salida del puerto exterior hasta el campo de fútbol de Suevos. Es el primer paso de un proyecto de gran envergadura, que requerirá una inversión por parte de la compañía petrolera de 126 millones de euros: 80 en el poliducto en sí, 35 en el pantalán marino de Langosteira y otros 7 para reformas dentro de la propia refinería.

Las obras fueron adjudicadas en febrero a Sacyr Construcción con la previsión de empezar en marzo. Fuentes de Repsol señalaron que los otros frentes del proyecto también avanzan en plazo: la obra civil marina «ha finalizado». Además están listas las adjudicaciones de obra civil y edificaciones de las instalaciones auxiliares en el puerto exterior y las reformas en la refinería. También han acabado las fases previstas hasta la fecha del plan de conservación de los petroglifos situados dentro del trazado.

La siguientes fases de la obra pasan por terminar el desbroce del trazado hasta la refinería e iniciar el movimiento de tierras y la apertura de zanjas. Luego, en cada uno de los tramos abiertos se montará el cableado, la fibra óptica y las 11 tuberías del poliducto. Dos se dedicarán al transporte de crudo, otra al trasiego de aguas y las ocho restantes, en el futuro, al transporte de otros productos de la refinería.

El poliducto tendrá 3,8 kilómetros de longitud y discurrirá en su mayor parte por Arteixo, aunque un tramo pasa por A Coruña. Su construcción se ejecutará en horario diurno de lunes a viernes, pero habrá vigilancia en la obra los fines de semana. Los trabajos no dejarán incomunicado ningún núcleo de la zona.

A pesar de ello, y para minimizar las molestias a los residentes del área, la compañía petrolera ha puesto al servicio de los residentes un equipo de atención al que pueden consultar por vía telefónica y por Internet. Además, fuentes de la empresa señalaron que la semana pasada empezaron las reuniones con las asociaciones de vecinos de los núcleos próximos al trazado. La empresa también ha remitido cartas por escrito a los residentes con información del proyecto y los contactos del equipo de atención.

Repsol recordó que el traslado a Langosteira del tráfico de graneles sólidos a punta Langosteira quedó listo entre el 2015 y 2017. Son unas 400.000 toneladas anuales de azufre y coque, un 11% del total de esas mercancías en el puerto de A Coruña.

En los próximos años, antes del 2027, cuando finaliza su concesión en San Diego, deberán trasladarse a Langosteira los tráficos de los últimos productos petroleros, para los que se emplearán las ocho tuberías restantes. Repsol, que concentra alrededor del 69 % de los tráficos del puerto, ha destinado a mejoras en la refinería más de 130 millones de euros en los dos últimos años con el fin de mejorar su competitividad y reducir sus emisiones de CO2.

Fernández Prado espera que esta semana se cierre un calendario para el enlace ferroviario

El presidente de la Autoridad Portuaria, Martín Fernández Prado, mostró ayer su esperanza de que la semana que viene se concrete un calendario y una vía de financiación para el tren al puerto exterior. El presidente espera que se pueda alcanzar un acuerdo sobre esos asuntos en la reunión prevista el viernes entre el Gobierno, la Xunta y el Ayuntamiento. Su deseo es que la obra se pague con los fondos Next Generation de la UE, lo que permitiría acelerar los plazos.

Sobre la posibilidad de construir viviendas en San Diego para financiar la deuda de Langosteira, Fernández Prado recordó que tanto el proyecto ganador del concurso organizado por la Marea Atlántica en el anterior mandato como el último plan presentado por la UDC prevén hacer viviendas en esa zona del puerto.

La Marea, tras una comisión municipal sobre el tema, reiteró ayer su rechazo a las posibilidad de «vender terreo en San Diego para construír vivendas na fachada marítima» y anunció una moción en el pleno para que el gobierno local aclare su postura. El BNG, que también se opone a construir viviendas, reclamó que las propuestas de acuerdo que se vayan a discutir el viernes en la reunión a tres bandas pasen antes por una consulta con los grupos municipales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Empieza la cuenta atrás para que los petroleros salgan del puerto interior de A Coruña