Patrocinado por

La red de pesca en alta mar: algoritmos y ciencia

Uxío Labarta PROFESOR INVESTIGADOR AD HONOREM DEL CSIC

SOMOS MAR

La actividad pesquera se concentra en 14 zonas de pesca, que solo en parte coinciden con las de que define la FAO

06 abr 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

No es bueno que la ciencia sea banalizada, ni siquiera con la pretensión de hacerla más asequible al gran público. Suele suceder al revés, son los sucesos cotidianos, reales o imaginarios, los que provocan el desarrollo de la ciencia. Recuerden la capacidad predictiva o imaginaria de Julio Verne, Aldous Huxley, Asimov, o Georges Orwell. También sucedió cuando en el siglo XVIII en Köningsberg (Prusia), la actual Kaliningrado, convivían y creaban conocimiento, interactuando, sabios y filósofos de toda Europa, entre ellos Inmanuel Kant o Leonhard Euler. Y fue una cuestión al parecer banal, propia de tertulias eruditas de café o de salón -«¿es posible recorrer a pie toda la ciudad pasando solo una vez por cada uno de los 7 puentes y regresando al mismo punto de inicio?»-, la que llevó a Euler a sentar las bases de la teoría de grafos, o de redes, mientras demostraba que era imposible hacer tal recorrido.

Un grupo de científicos españoles, multidisciplinar y de diferentes instituciones, han logrado establecer el comportamiento de las flotas pesqueras internacionales en aguas de alta mar, aguas que están fuera del control de las zonas económicas exclusivas (ZEE) del país ribereño; trabajo publicado en la revista Science Advances. Este grupo de científicos ha logrado contribuir a la resolución de un desafío para la ecología y la conservación de las poblaciones de peces y su distribución espacial, lo que resulta especialmente complejo en las pesquerías de alta mar.

En dicho trabajo, firmado por J P. Rodríguez, J. Fernández-Gracia, C. M. Duarte, X. Irigoien, V. M. Eguíluz. The global network of ports supporting high seas fishing. Science Advances. 7: eabe 3470, (2021), se recoge información de varias bases de datos para generar la red global de pesca en alta mar. Entre ellas, la base de datos del Sistema de Identificación Automática (AIS), entre barcos y con tierra, como una herramienta que permite explorar los movimientos de las flotas pesqueras. También obtienen datos de los puertos del World Port Index, y acuden a la base de datos de límites marítimos del Flanders Marine Institute para obtener los límites de las ZEE.