Se reanuda el tránsito por el canal de Suez

El atasco del canal de Suez podría tardar todavía seis días en deshacerse


redacción / la voz

Sirenas que atronaban en medio del desierto celebraban a primera hora de la tarde de este lunes que el Ever Given, el portacontenedores de bandera panameña que el martes pasado se cruzó en el canal de Suez y obligó a suspender la circulación marítima por el mismo, por fin había sido colocado en paralelo al canal y empezaba a navegar. Era el principio del fin de un atasco de dimensiones épicas que ha concentrado todas las miradas en la que, como ha quedado demostrado, es la arteria principal del comercio marítimo mundial.

Por si la pandemia del covid-19 no hubiese tensionado bastante la cadena de suministro global, el atasco que el portacontenedores Ever Given ha ocasionado en el canal de Suez, al bloquearlo durante seis días ocasionando una de las mayores interrupciones del comercio mundial en los últimos tiempos, pondrá a prueba definitivamente su resistencia. Las mayores navieras del mundo ya han advertido de que el inusual incidente va a tener «un impacto muy significativo en el movimiento de mercancías en contenedores, interrumpiendo las cadenas de suministro más allá de los desafíos existentes planteados por la pandemia», aseguraba a sus clientes Mediterranean Shipping Company (MSC), la segunda línea de contenedores más grande del mundo.

Lo mismo apuntaba Maersk, la líder mundial en movimiento de mercancía contenerizada. Con tres embarcaciones atrapadas dentro del canal, 29 esperando para entrar, y 15 que se han desviado por el cabo de Buena Esperanza y están ya en un punto en el que no compensa el retorno, los retrasos en la recepción de mercancías están asegurados. Y, de paso, también los sobrecostes.

Si la demora será de semanas o meses es algo que todavía no son capaces de aventurar las grandes navieras, pero Maersk, por ejemplo, calcula que se necesitarán seis días para que se deshaga el tapón de barcos que se ha formado en la entrada norte del canal, en el sur e, incluso, en el medio, en el Bitter Lake (Lago Amargo). Esta mañana, sin embargo, el presidente de la Autoridad del Canal de Suez, Osama Rabie, alculó que la navegación marítima normal en el canal de Suez podría restablecerse en un plazo de «tres días o tres días y medio», cuando se descongestione el atasco.

Esta mañana se han retomado los convoyes de barcos que habitualmente transitan en ambas direcciones del canal de Suez retomaron su actividad y comenzaron a transitar por una vía donde la navegación estuvo interrumpida desde el día 23. La compañía Gulf Agency Company (GAC), que cuenta con una oficina de coordinación en Suez, ha informado de que un convoy de 22 barcos entró en el canal desde el mar Rojo, en dirección norte, a las 06.30 horas, mientras que otro de 14 barcos empezó su trayecto del Mediterráneo rumbo al sur a las 07.00. Al mismo tiempo, 37 barcos de los que estaban parados en el punto intermedio del canal, en el lago Amargo, ya salieron del paso artificial de agua, y otros seis todavía tienen que hacerlo.

La agencia explicó que los convoyes están siendo organizados por la Autoridad del Canal de Suez sin horarios preestablecidos, como es habitual, y «están funcionando en ambas direcciones sin pausa hasta que el atasco de barcos se despeje». Por su parte, la firma de servicios logísticos Leth Agencies dijo que está previsto que 76 barcos transiten por el canal a lo largo del día de hoy.

Según informaba Gulf Agency Company (GAC) en un comunicado, este lunes eran 437 embarcaciones las que estaban esperando a que se desbloquease la vía marítima para circular. De ellas, 193 aguardaban en Port Said, en la ribera mediterránea, 201 en Suez, en la parte sur, y 43 en el medio, fondeadas en el lago Amargo, punto al que se dirigía el Ever Given, una vez desencallado, para ser sometido a una inspección en busca de eventuales daños.

Diez remolcadores

Liberar al portacontenedores de 400 metros de eslora, 59 de manga y 220.000 toneladas de peso cargado con los 18.300 contenedores a bordo que supuestamente le hicieron de vela el martes pasado a una ráfaga de viento de 40 nudos en medio de una tormenta de arena no ha sido nada fácil. Incluso cuando ya había sido desatascada la popa y la Autoridad del Canal de Suez daba el rescate por hecho, las tareas se complicaron y fracasó un nuevo intento de devolverlo a su curso.

Finalmente, sobre las tres de la tarde los diez remolcadores y dragas gigantes movilizados para liberar el barco tuvieron éxito y pusieron el megabuque en paralelo al canal.

La hazaña insufló el acervo nacionalista egipcio. El presidente de la Autoridad del Canal de Suez, Osama Rabie, aplaudía ya a primera hora de la mañana los esfuerzos «heroicos» de los operarios por el «gran trabajo», al tiempo que ha destacado que han cumplido con su «deber nacional», según recogió Efe. También sacó pecho el presidente del país, Abdelfatah al Sisi, que anunciaba que los egipcios habían conseguido poner fin a la crisis del portacontenedores Ever Given y el «mundo entero» podía estar tranquilo «por el destino de sus bienes y necesidades que pasan por esta arteria de navegación esencial», agregó.

 

El gobernador del Banco de España calcula que puede afectar al 3,5 % del comercio de España

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, indicó este lunes que el bloqueo del canal de Suez tras encallar un buque mercante puede afectar al 3,5 % del volumen del comercio internacional por vía marítima de España, si bien apuntó que el impacto en la economía dependerá de la duración del bloqueo.

Durante su participación en los Desayunos Informativos de Europa Press, Hernández de Cos admitió que, si el problema persiste en el tiempo, tendrá su «importancia», porque una parte «no despreciable» del transporte de mercancías se produce no solo por vía marítima, sino directamente a través del canal de Suez, siendo además el comercio internacional de bienes uno de los sectores que más rápido se ha recuperado de la pandemia.

En el caso de España, el gobernador apuntó que el comercio exterior por vía marítima de España supone el 35 % del total y de esa cifra, el 10 % del volumen pasa por el canal de Suez, por lo que el efecto «directo» para la economía española podría ser de hasta el 3,5 % del volumen total de su comercio mundial por vía marítima.

Una supermarea que elevó 2,3 metros el nivel del agua ayudó a liberarlo

Además de los potentes remolcadores y las dagas y excavadoras empleadas, la holandesa Smit, contratada para desatascar el Ever Given, ha contado con un gran aliado en los trabajos: la Luna y el efecto de la marea equinoccial, la más pronunciada de todo el año, conocida en Galicia como Lagarteira. «Los mares se ven atraídos por la fuerza del satélite. Como la Tierra da una vuelta cada 24 horas, ese levantamiento de masa oceánica va cambiando. Esto es lo que origina las mareas diarias» añade Tosar. Dependiendo de la posición de los astros, esa fuerza de gravedad puede incluso aumentar y generar que el agua suba y baje con más recorrido.

En el canal de Suez los efectos de la primera luna llena tras el equinoccio de primavera, que además se encontraba en perigeo o máxima aproximación a la Tierra, generó una subida de marea de 2,3 metros que permitió mover el portacontenedores. Mientras, en Galicia, este lunes el recorrido entre la marea más alta y la más baja alcanzó los 4,2 metros, la mayor amplitud de todo el año.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Se reanuda el tránsito por el canal de Suez