Un grupo de empresas trata de obtener pienso para aves y fertilizantes de restos de mejillón

El cocedero Vitalmar, del grupo Proínsa, participa en dos proyectos de valorización de la concha del bivalvo en procesos con residuo cero


redacción

El interior, para los consumidores y el exterior, para las gallinas. O para abono. Un grupo de empresas, liderada por Ceamsa (Compañía Española de Algas Marinas), ha puesto en marcha el proyecto Mexigal, que busca soluciones para sacar provecho a la concha de mejillón y de otros restos del procesado de marisco y algas para elaborar fertilizantes orgánicos e inorgánicos destinados a la agricultura ecológica. Además de Ceamsa, en la iniciativa participa Vitalmar, el cocedero que el grupo Proínsa tiene en Castro de Rei, que ayer visitó la conselleira de Mar, Rosa Quintana, para conocer en detalle un plan que opta a captar fondos Next Generation.

Residuo cero

Esa empresa del grupo Proínsa -dedicada al cultivo del bivalvo en bateas y long-lines- es, con el Centro Tecnolóxico de Investigación Multisectorial (Cetim), el denominador común de Mexigal y Mexical. Este último es también un proyecto de valorización de la concha de mejillón y también para obtener fertilizantes, pero, además, para elaborar piensos para aves en un proceso de estricta economía circular con cero residuos.

En la visita, la conselleira conoció el funcionamiento de las máquinas prototipo de valorización de las conchas y destacó que en ambos casos se trata «de proxectos que exemplifican o modelo cara ao que Galicia busca camiñar, que é o de promover o aproveitamento sustentable dos produtos do mar nos eidos social, económico e medioambiental».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un grupo de empresas trata de obtener pienso para aves y fertilizantes de restos de mejillón