Cofradías gallegas valoran amarrar la flota en rechazo al reglamento de Control Pesquero

La ejecutiva de la federación gallega consultará a los pósitos su disposición a expresar su oposición a la geolocalización, al diario electrónico y a las cámaras a bordo


Redacción / La Voz

La reforma del reglamento de Control Pesquero de la UE todavía tiene camino por delante. La pasada semana, el pleno del Parlamento Europeo fijó su postura sobre la propuesta de la Comisión, suavizando cuestiones como el uso de cámaras a bordo -que Bruselas quería para todos los barcos mayores de 12 metros- o el margen de tolerancia entre capturas estimadas y pesaje real. Y falta por conocer la opinión del Consejo antes de que las tres instituciones se sienten a pactar el reglamento definitivo.

Pero la derrota que lleva el texto hasta ahora ha sido suficiente para airar a los pescadores de bajura gallegos. Tanto, que la ejecutiva de la Federación Galega de Confrarías se reunió el fin de semana para mostrar su rechazo al reglamento de Control Pesquero y tomar medidas para evitar que acaben materializándose disposiciones que son «inasumibles» en la práctica. «Embarcacións de catro ou cinco metros non poden incorporar o diario electrónico de a bordo (DEA)», explica José Antonio Pérez, presidente de las cofradías gallegas. Y «é absurdo facer mandar a estimación das capturas dende o barco cando se traballa case ao pé da lonxa e se van pesar alí». Eso por no hablar de los circuitos cerrados de televisión que se pretenden instalar en algunos barcos para vigilar el cumplimiento de la obligación de desembarque (OD). O la geolocalización obligatoria de todas las embarcaciones.

De las palabras a los hechos

«Xa llo dixemos no seu día a Clara Aguilera -la eurodiputada socialista que se encargó del informe del reglamento de Control-, que todo iso é inviable e máis no caso da flota artesanal», subraya Pérez.

Como no se ha entendido el rechazo trasladado de forma verbal, la federación plantea dar un paso más y pasar al lenguaje de los hechos. Mostrar la oposición a las nuevas normas que se cocinan en Bruselas a través de una protesta: con un paro de la flota. Esa es la propuesta que ha salido de la ejecutiva de la entidad y que ahora se planteará a todas las cofradías gallegas, que se pronunciarán al respecto el fin de semana que viene. Quieren hacer ver su oposición a unas disposiciones que, insisten, son «inviables e inasumibles».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Cofradías gallegas valoran amarrar la flota en rechazo al reglamento de Control Pesquero