Patrocinado por

Cámaras a bordo: voluntarias para todos, obligatorias para sospechosos e infractores

e. abuín REDACCIÓN / LA VOZ

SOMOS MAR

XOAN CARLOS GIL

La Eurocámara consagra la digitalización del control, que extiende a bajura y recreo

12 mar 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

¿Qué le parecería que instalasen una cámara en su despacho para vigilar su trabajo? La pregunta, lanzada el martes al comisario de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, Virginijus Sinkevicius, quedó sin respuesta en el debate sobre el reglamento de Control Pesquero, un foro en el que este insistió en la conveniencia de instalar circuitos cerrados de televisión en todos los buques pesqueros para verificar que realmente cumplen la obligación de desembarque. Que no tiran por la borda ni un solo kilo de especies sometidas a cuotas. Y aunque su equipo de la Dirección General de Asuntos Marítimos y Pesca (DG-Mare) hizo campaña de forma anónima entre los eurodiputados para generalizar ese Gran Hermano entre la flota de más de 12 metros, la maniobra repulsiva y repugnante, en palabras del sector, no surtió efecto. Al menos no del todo. Las cámaras serán obligatorias para los barcos infractores -que acumulen dos o más sanciones graves- y para algunos sospechosos, un «porcentaje mínimo» de los identificados en «riesgo grave de incumplimiento», según el texto que ayer aprobó la Eurocámara por 401 votos a favor, 247 en contra y 47 abstenciones.

Para los demás, instalar circuitos cerrados de televisión sería voluntario. ¿Y quién querría estar sometido a tal vigilancia? Quien quiera obtener más cuota o perder puntos negativos del carné, dos de los incentivos que plantean los eurodiputados en su propuesta.

Estos son otros puntos que incluye el documento.

geolocalización

Para altura, bajura y recreo. La Eurocámara se mostró favorable a que todos los buques vayan equipados con un sistema de geolocalización. Y en el paquete se incluyen las embarcaciones de bajura, las dedicadas a la pesca-turismo y las de recreo, de la séptima lista. Esos barcos deben estar identificados y localizados de manera automática, lo que, creen los eurodiputados, aumentará la seguridad marítima. La geolocalización no significa que se vaya a instalar una caja azul como las que llevan los barcos de más de 12 metros, sino que se plantea a través de una aplicación móvil, a ser posible gratuita, y de fácil manejo, apuntó Clara Aguilera, eurodiputada socialista y ponente del informe, en los debates previos al pleno.