La flota atunera, perpleja por que se dé cuota para capturar rabil con redes de deriva en el Índico

Recuerda que ese arte de pesca está prohibida desde el 2012 por la organización que regula esa pesquería


redacción

La flota atunera española no oculta su perplejidad al conocer que hay partes contratantes de la Comisión de Túnidos del Océano Índico (CTOI) que pretenden asignar cuota de rabil a flotas que emplean redes de deriva. Su estupefacción obedece a que esa arte de pesca está prohibida por esa organización regional de pesca (ORP) desde el 2012, dado su elevado índice de captura incidental de especies amenazadas y protegidas, tales como tiburones, mamíferos marinos y tortugas.

Los armadores españoles alertan de que las dos propuestas de reconstrucción de la población de rabil publicadas por la CTOI de cara a su reunión extraordinaria -que se celebrará del 8 al 12 de marzo- prevén esa asignación de capturas a flotas que emplean este tipo de arte de pesca prohibido. La flota agrupada en la Organización de Productores Asociados de Grandes Atuneros Congeladores (Opagac) critica la incoherencia de sendos planteamientos, que ignoran que hay países, como Irán, cuyos barcos usan redes de más de 2,5 kilómetros y que, además, exceden el límite de capturas. De hecho, en el 2019, esa flota pescó el 17 % del volumen total de rabil, unas 70.000 toneladas, la cantidad que algunas partes consideran que habría que reducir para una recuperación rápida del stock. Y como Irán, también emplean esas redes Indonesia, India, Sri Lanka, Pakistán u Omán, países con un control insuficiente de sus embarcaciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La flota atunera, perpleja por que se dé cuota para capturar rabil con redes de deriva en el Índico