¿Podrá seguir la flota en Mauritania y volver a pescar pulpo allí?

Arranca la séptima ronda de negociaciones para renovar el acuerdo pesquero con el país africano al que Bruselas quiere recortar la contrapartida financiera


redacción / la voz

Pretendían que se les rebajasen los cánones a los armadores, que se les autorizase a capturar un porcentaje mínimo de pota, que se les permitiese de nuevo producir aceite de pescado e, incluso, volver a capturar pulpo ahora que, al parecer, hay excedentes... Pero todas esas aspiraciones han pasado a un segundo plano y por delante de todo lo que se busca es una continuidad. Poder seguir faenando en aguas de Mauritania. Porque la flota gallega no las tiene todas consigo, al saber que la Comisión Europea pretende reducir a la mitad la contrapartida financiera del que es el acuerdo pesquero más importante que la UE mantiene con un tercer país, que vence el 15 de noviembre y que hoy entra en su séptima ronda de negociaciones.

De los más de 60 millones que estaba pagando, ha rebajado su oferta a la mitad por su infrautilización, sin pararse a analizar por qué no se emplean esos recursos y que, según explica la flota, se debe a que se conceden cuotas en zonas imposibles.

A petición de España, los Veintisiete dejaron constancia este lunes de su interés en renovar en las mejores condiciones posibles un acuerdo vital para la flota española, de marisco, atún y arrastre pelágico, así como para la de fresco de merluza y palometa y la cefalopodera. Si esta última compagina el caladero con licencias en Gambia o Senegal, la del fresco recalca que no tiene otra alternativa, pues mucho más abajo ya no puede operar porque trabaja en fresco.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

¿Podrá seguir la flota en Mauritania y volver a pescar pulpo allí?