Patrocinado por

EDP estudia impulsar la eólica marina flotante en la costa de Asturias

agencias MADRID

SOMOS MAR

Los planes de la compañía lusa pasan por instalar 50 megavatios en la costa asturiana, el doble de los que genera en Viana do Castelo

26 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Por la banda sur, Galicia limita con el parque eólico marino de Viana do Castelo y en un futuro relativamente cercano podría limitar al este con otro en Asturias. Eso si van adelante los planes de EDP, que prevé invertir unos 2.000 millones de euros de aquí al 2025, parte en proyectos de eólica marina flotante en la costa asturiana.

Así lo aseguró en rueda de prensa el director financiero del grupo y consejero delegado de EDP España, Rui Teixeira, que en la presentación del plan estratégico de la compañía portuguesa detalló que, de esa inversión total, unos 700 millones de euros se destinarán al negocio de Redes y la mayor parte del resto a crecer en renovables, «con una pequeña parte para el área de clientes y gestión de energía».

Proyecto de 50 megavatios

En lo que respecta al desarrollo de la eólica marina flotante en las costas de Asturias, Teixeira anunció que EDP está estudiando un proyecto de «escala semiindustrial» que podría llegar a tener unos 50 megavatios (MW) de potencia, el doble de WindFloat Atlantic, localizado en aguas de Viana do Castelo (Portugal) y que ha sido el primer proyecto de esta tecnología en Europa, donde tiene por socio a Repsol.

El director financiero de EDP indicó que la eólica marina, donde el grupo también estudia un proyecto en aguas de Canarias, es «parte de una estrategia» para su desarrollo en la costa del norte de España con el fin de «crear cadenas de suministro y desarrollo industrial» de este negocio.

Crecimiento de China Three Gorges en España

Por otra parte, el consejero delegado de EDP, Miguel Stilwell d'Andrade, afirmó no sentirse incómodo con los planes de crecimiento en renovables en España de China Three Gorges, accionista de la energética lusa y que en el último año se ha hecho con una cartera de unos 1.000 MW en el país.

«Tiene su estrategia y creo que la inversión en España está dentro de esa estrategia global. El punto principal es que no haya competencia con EDP, cooperación pero no competencia, que no sean para activos que queramos nosotros. Ellos pueden crecer, pero sin hacer competencia con nosotros. Es posible que quieran hacer más, pero siempre dentro de este marco», indicó, advirtiendo de que si los objetivos de la estatal china fueran pipeline o desarrollo entonces sí que sería de su agrado.