Veinticinco espaderos de A Mariña reciben 612.000 para paliar las pérdidas de la pandemia

Casi todos los barcos obtienen la compensación máxima de Mar, 25.000 euros

El palangrero Virxe da Blanca, con base en Burela, faenando, en una foto de archivo
El palangrero Virxe da Blanca, con base en Burela, faenando, en una foto de archivo

VIVEIRO/ LA VOZ

Conocidos como espaderos, veinticinco palangreros de superficie con base en puertos de A Mariña o domicilio social en el norte de Lugo han recibido 612.530 euros para «paliar as perdas provocadas» por la pandemia el año pasado. Ayudas directas concedidas por la Consellería do Mar, contribuirán a mitigar las consecuencias «do peche de fronteiras, que dificultou en gran maneira a comercialización dos produtos desta frota, dado que o groso vai cara ao exterior, tanto ao mercado italiano como ao asiático -en particular, o chinés-», explican desde la delegación de la Xunta en Lugo.

También les perjudicó, añade el Gobierno gallego, «a perda das vendas á hostalería». Productos congelados con los que esa flota «rexistrou entre febreiro e agosto do pasado ano unha importante diminución da súa facturación». De los veinticinco, veintitrés obtuvieron la compensación máxima fijada por la Xunta, 25.000 euros por buque. Los otros dos «recibiron un importe lixeiramente menor por terse beneficiado doutros programas de subvención», explica Javier Arias, delegado de la Xunta en la provincia lucense. En el comunicado recién difundido por ese departamento, destaca que la Xunta está haciendo «importante esforzo orzamentario para axudar ao tecido produtivo galego a superar as dificultades económicas que ocasiona a situación de emerxencia sanitaria». Y concluye: «A fortaleza dos nosos sectores básicos, como o agropecuario e a pesca, contribuirá notablemente ao mantemento do emprego e á recuperación trala pandemia».

Newsletter Somosmar

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
0 votos
Comentarios

Veinticinco espaderos de A Mariña reciben 612.000 para paliar las pérdidas de la pandemia