Patrocinado por

Silgar atraerá grandes veleros como fondeadero natural

Marcos Gago Otero
marcos gago SANXENXO / LA VOZ

SOMOS MAR

MARTINA MISER

Nauta aspira a ser escala regular de barcos recreativos del norte de Europa

20 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Nauta quiere convertir Sanxenxo en una de las referencias ineludibles para las grandes embarcaciones recreativas que, procedentes del norte de Europa, pasan sin parar frente a las costas gallegas rumbo Sur. Este flujo de veleros de lujo y embarcaciones de gran porte existe y navega a muchas millas de distancia de la costa gallega, pero el objetivo es conseguir que se acerquen más y que aprovechen las bondades de la climatología y de toda la oferta turística que hay en O Salnés y en la ría de Pontevedra. El objetivo prioritario son los barcos recreativos de pabellón británico, escandinavo, alemán o de los Países Bajos. Es un turismo de calidad, de alto poder adquisitivo y que, además, sirve como imán a otros veleros de su clase, difundiendo todavía más la oferta turística de Sanxenxo.

El contramaestre de Nauta, Jesús Quintáns, explica que tienen dos bazas a su favor para intentar captar este tráfico. Por un lado, está el propio puerto deportivo. En sus instalaciones hay capacidad para embarcaciones con una eslora máxima de sesenta metros. En estos momentos, Nauta es la base de dos grandes yates, de más de cincuenta metros de eslora, mientras que hay varias embarcaciones de más de treinta metros.

Para aquellos veleros de más eslora o que necesiten también un calado mayor que el que ofrece la dársena por razones de operatividad, Sanxenxo dispone de su segunda gran baza: Silgar. El frente marítimo de la villa es «un gran fondeadero natural», recalca Quintáns. Y además, se encuentra en una ubicación estratégica, en un punto seguro de la costa, resguardado y con una villa a la que puede accederse desde las embarcaciones auxiliares de los veleros.