Inviernos y primaveras cálidos favorecen la proliferación de medusas

Científicos del IEO comprueban que el agua cálida favorece la fecundidad y el crecimiento de las aguamalas en el Mediterráneo

IEO

palma

Las temperaturas altas en invierno y primavera, que favorecen la abundancia de fitoplancton, generan las condiciones para la proliferación a principios del verano de la medusa Pelagia noctiluca, la más común del Mediterráneo.

El Instituto Español de Oceanografía (IEO) ha estudiado durante seis años la relación entre las condiciones ambientales y la distribución y abundancia en sus primeras fases de desarrollo de esta medusa común, que en ocasiones forma grandes bancos en áreas costeras y aflora por millares en las playas.

Científicos del IEO, en colaboración con investigadores del Sistema de Observación y Predicción Costero de las Islas Baleares, el Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía y la Universidad de Bergen (Noruega), han avanzado en el conocimiento de la ecología reproductora para comprender mejor sus cambios poblacionales.

Los resultados, publicados en la revista Marine Ecology Progress Series, explican cómo el agua cálida favorece la fecundidad y crecimiento de las medusas, al contrario que la escasez de alimento.

Del análisis combinado de muestras tomadas en campañas oceanográficas del proyecto Bluefin tuna y de datos obtenidos por satélite, se ha concluido que la Pelagia noctiluca se mantiene en las capas más superficiales de la columna de agua porque tienen mayor temperatura, aunque es en los niveles intermedios donde hay más alimento.

Estas medusas abundan más en las zonas con alta concentración de clorofila superficial, «la cual determina el 90 % de los cambios en su abundancia anual alrededor de las Islas Baleares», indica el IEO en un comunicado.

Por tanto, temperaturas altas en invierno y primavera, junto con afloramientos primaverales prolongados de algas microscópicas, favorecen la proliferación de estas medusas.

Como el calentamiento global contribuye a crear estas condiciones, puede ser una causa de las llegadas masivas de Pelagia noctiluca registradas en las costas del Mediterráneo occidental en las últimas décadas.

El autor principal del estudio, Daniel Ottmann, investigador predoctoral del centro balear del IEO, ha destacado la importancia de este análisis para conocer el comportamiento poblacional de la medusa más abundante del Mediterráneo y poder predecir sus «florecimientos» masivos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Inviernos y primaveras cálidos favorecen la proliferación de medusas