Plan para dotar a la flota de Vigo de motores eléctricos e híbridos

Aclunaga presenta a Transición Ecológica un proyecto para reducir la contaminación marítima en la ría de Vigo

Vista de la dársena de A Laxe, en la ría de Vigo, en una foto de archivo
Vista de la dársena de A Laxe, en la ría de Vigo, en una foto de archivo

vigo / la voz

El clúster del naval, Aclunaga, ha presentado al Ministerio de Transición Ecológica el proyecto Green Bay, presupuestado en 40 millones de euros, que tiene como objetivo reducir la contaminación marítima en la ría de Vigo. El naval busca financiación en los fondos de reconstrucción europeos y cuenta con el respaldo de una veintena de instituciones, empezando por la Xunta y siguiendo por el Puerto de Vigo, así como de numerosas empresas y dos centros de investigación: Ceaga y Aimen. El gerente de Aclunaga, Óscar Gómez, explicó que el proyecto consiste en dotar a la flota de la ría de motores eléctricos o híbridos y de instalar puntos de recarga rápida tanto en los muelles como en las bateas, donde habría cargadores alimentados por energía solar.

La idea es desarrollar el proyecto hasta el año 2023, cuando se probarían las embarcaciones piloto. Se van a fabricar cuatro prototipos, que se corresponden con los distintos tipos de barcos que hay en la ría: ferris que realizan el tráfico entre Vigo y O Morrazo, embarcaciones auxiliares de mejilloneras, las que prestan servicios portuarios y los pesqueros de bajura. De los 40 millones, diez se destinarán a prototipos y ocho a la instalación de puntos de recarga. Serán tomas automatizadas que podrán funcionar de noche, cuando las embarcaciones no están operativas.

El primer paso será el rediseño de baterías que actualmente se usan para los automóviles y que se convertirán en baterías para barcos. Este trabajo correrá a cargo del Centro Tecnológico de la Automoción (CTAG) y de varias empresas de automoción que se encargarán también de contribuir al desarrollo y posterior fabricación de baterías. «El proyecto prevé la industrialización y producción en serie», señaló Óscar Gómez, que destacó la capacidad que puede tener para crear puestos de trabajo y, sobre todo, para cambiar el modelo de economía de carbono actual, sustituyéndola por una menos contaminante.

Medio millar largo de barcos

La conselleira de Mar, Rosa Quintana, respalda el proyecto señalando que solo en la ría de Vigo hay 522 barcos de bajura y 115 embarcaciones auxiliares de bateas y que el cambio de combustible es básico para descarbonizar la ría. Quintana señaló que, por el momento, los armadores apuestan por el diésel, pero que desde la consellería se ha conseguido que «Europa conceda ayudas para el cambio de motores a buques de menos de 24 metros».

El conselleiro de Economía, Francisco Conde, destacó que se trata de un reto de «transformación de la movilidad en la ría de Vigo a través de los fondos Next Generation». Recordó que recientemente se reunió con el presidente del Puerto de Vigo, Jesús Vázquez Almuiña, para perfilar un proyecto que pudiese optar a los fondos europeos y el resultado ha sido la presentación de Green Bay.

Ahora todo queda en manos del ministerio que dirige Teresa Ribera, que decidirá qué proyectos se pueden financiar y cuáles no. La competencia entre comunidades y agrupaciones de empresas y de centros tecnológicos es muy grande.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Plan para dotar a la flota de Vigo de motores eléctricos e híbridos