Duque dice que el Oceanográfico está ya a pleno rendimiento y ganará en el CSIC

Mantiene el plan de convertirlo en centro nacional con el mismo consejo rector


redacción

El ministro de Ciencia, Pedro Duque, sigue adelante con los planes de integrar el Instituto Español de Oceanografía (IEO) en el CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas). Ahora mismo está en tramitación el real decreto por el que convertirá al Oceanográfico y a otros dos organismos públicos de investigación (OPI) «cuya situación administrativa no era sostenible» en centros nacionales antes de su absorción por la macroinstitución científica.

Así se lo ha trasladado Duque por carta a los portavoces de esa alianza que formaron la pesca y la acuicultura (Cepesca, Apromar, las cofradías de España y la Consellería do Mar) para tratar de evitar que el CSIC acabe engullendo al IEO, convencidos como están de que esa dilución tendrá consecuencias negativas en el asesoramiento y la gestión pesquera.

El ministro sostiene lo contrario: que el instituto saldrá ganando al poder «utilizar en su provecho una estructura potente como la del CSIC», que «le permitirá contar con más recursos humanos y financieros» para llevar a cabo las tareas que tiene encomendadas.

Es más, Duque deja entrever que ha sido el desembarco de personal del CSIC en el IEO lo que ha salvado al instituto de la «gestión muy ineficiente» que venía arrastrando «desde hacía más de 10 años», que llevó a «graves problemas administrativos, e incluso obligó a parar las actividades relacionadas con sus campañas oceanográficas y pesqueras». La llegada de un nuevo director, de un nuevo secretario general del IEO y el desembarco de un grupo de personal en gestión en I+D+i -todos del CSIC-, amén de la nueva secretaria de Investigación y otras medidas de personal (desbloqueo de contratos y convocatoria de otros), presupuestarias y financieras, han podido aliviar en cierto modo el colapso y solventar «los problemas más acuciantes».

Tanto es así que «se puede ahora afirmar que el IEO está a pleno rendimiento y que, incluso teniendo en cuenta las restricciones sanitarias impuestas por la pandemia, está cumpliendo todos los objetivos marcados en lo que a campañas pesqueras se refiere», reafirma Duque. Admite, no obstante, que «las limitaciones legales y administrativas que dieron como resultado la situación de comienzo de este año» todavía han de resolverse.

El otro temor de las patronales pesquera y acuícola (Cepesca y Apromar), compartido por las cofradías españolas y la Xunta, era que la absorción supusiese la pérdida de la identidad y cultura del instituto, así como su autonomía, independencia económica y, sobre todo, su capacidad de interlocución directa con el sector en unos momentos que son clave para afrontar los grandes retos en materia de protección y conservación de los océanos.

Mejor asesoramiento

Duque niega la mayor: «El IEO no solo no pierde su identidad, sino que se transforma en una institución más sólida, mejor gestionada y que se verá potenciada por la experiencia y capacidades demostradas por el CSIC para impulsar una investigación de excelencia, y con ello un mejor asesoramiento experto basado en las evidencias científicas».

Ahí está que el director, el profesor Javier Ruiz, es un experto en ecosistemas marinos y tiene mucho que aportar en cuanto a las modificaciones que el cambio climático y la pesca pueden tener en la franja costera. Y que la secretaria general de Investigación, Carmen Fernández, que viene a reforzar «la labor de asesoramiento experto en el área de Pesca», no en vano ha sido vicepresidenta del comité asesor del ICES (Consejo Internacional para la Exploración del Mar.

Además, el IEO mantendrá «el nombre, la imagen y su capacidad de acción como centro de referencia en la investigación oceanográfica». Y parece que con los mismos miembros del consejo rector. Duque excusa la falta de información a ese órgano explicando que «al producirse la reorganización de departamentos ministeriales este año se inició la petición a los ministerios y organismos de nuevos representantes», pero la pandemia primero y las vacaciones de verano, después, demoraron el proceso hasta ahora. «En principio, estará compuesto por los mismos miembros», concluye el ministro.

Al menos la Xunta de Galicia está. En su nombre participó ayer Rosa Quintana, conselleira de Mar, que en esa reunión —telemática—, insistió al Estado «que reverta o desmantelamento dun centro vital para o sector pesqueiro». Quintana dice que la solución ideada por Ciencia «debilita a posición de España na defensa dos seus intereses ante as institucións europeas» y no hay quien la quite de que se resentirá «la función de valoración do estado de saúde das pesqueiras de interese para a frota galega».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Duque dice que el Oceanográfico está ya a pleno rendimiento y ganará en el CSIC