Contados astilleros de guardia, para averías de la pesca y la Armada

La mayoría del naval gallego echa el cierre entre dudas sobre si es esencial reparar pesqueros o mercantes

Dos ejemplos de empresas del sector naval juntos en Burela: a la izquierda, Varaderos Vibu, con pesqueros en reparación y mantenimiento; y a la derecha, Armón Burela, con buques en construcción
Dos ejemplos de empresas del sector naval juntos en Burela: a la izquierda, Varaderos Vibu, con pesqueros en reparación y mantenimiento; y a la derecha, Armón Burela, con buques en construcción

redacción / la voz

«A interpretación do real decreto é complicada. Nós proporcionamos servizos ao sector primario, polo que en principio poderíamos estar abertos. Sen embargo, a maioría decidimos pechar». El empresario Gerardo Triñanes resume desde Boiro las dudas sobre la última orden de paralización de empresas no consideradas esenciales en la lucha contra el coronavirus. Contados astilleros se mantienen en guardia en Galicia y solo para reparaciones de dos actividades esenciales, la pesca y la Armada.

Navantia Ferrol, los astilleros públicos españoles, ya habían restringido su actividad al teletrabajo y a tareas consideradas esenciales. Aunque inicialmente no estuvo claro si debería parar porque está ligada al Ministerio de Defensa, hasta el 9 de abril solo repararán buques militares, confirma Javier Galán, presidente del comité de Navantia Ferrol.

A la hora de elaborar esta información, Nodosa de Marín había parado la reparación de dos buques y la construcción de otros cuatro. Esperaban respuesta escrita a su consulta oficial sobre si pueden reparar pesqueros o mercantes, dado que la pesca y el tráfico de mercancías están considerados esenciales. La nave de Nodosa en Bueu está sin actividad y la de Nodosafer en Pontevedra paró al iniciarse la cuarentena.

Desde el Clúster del Sector Naval de Galicia, su gerente Óscar Gómez entiende que sí puede seguir la reparación de maquinaria y de barcos, precisamente para evitar roturas de cadenas de producción vinculadas a servicios esenciales.

Astilleros de Ribeira, Boiro, Rianxo y Outes cesaron ayer su actividad. Según el rianxeiro Ramón Collazo ya les resultaba difícil seguir porque «non eramos capaces de garantir a seguridade dos traballadores en tarefas nas que resulta imposible gardar a distancia de seguridade, e, por riba, tampouco nos sirven material de protección». Dos cerqueros que preparaban para la campaña de la sardina «non chegarán a tempo», lamenta.

Sin embargo, el sector pesquero continúa en activo y, por eso, los astilleros de Barbanza han habilitado teléfonos de emergencia por si algún profesional del mar requiere de sus servicios.

Centrados en la construcción naval, Astilleros Armón ha cerrado sus instalaciones en Burela y en Vigo, donde también han parado gran parte de las empresas del sector. Se anticipó a la última medida del Gobierno por la crisis del coronavirus la asturiana Gondán, que envió a casa a las plantillas de sus astilleros en la orilla asturiana de la ría de Ribadeo.

La mitad de la plantilla de Talleres Cillero trabaja en sus sedes de Celeiro (Viveiro) y Burela en la reparación y mantenimiento de pesqueros, así como de la piscifactoría de Xove. Apoyan a dos sectores considerados esenciales, declara Alberto Santos, gerente de la empresa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Contados astilleros de guardia, para averías de la pesca y la Armada