Patrocinado por

Galicia quiere que los chinos se coman el carallo de mar que captura

Luis Carlos Llera Llorente
Luis Carlos LLera VIGO / LA VOZ

SOMOS MAR

ARVI

La especie, que está poco valorada en España, alcanza los 80 euros por kilo en Asia

17 ene 2019 . Actualizado a las 20:43 h.

La cooperativa de armadores de Vigo (Arvi) tiene esperanzas en la holoturia, conocida como carallo o pepino de mar, una especie hasta ahora descartada por la flota española pero muy demandada en China y los mercados asiáticos, donde alcanza precios de «hasta 80 euros el kilo», señala el director gerente, José Antonio Suárez-Llanos. Los armadores están impulsando la pesca y la comercialización a través de dos pioneros, el Grupo Josmar y la armadora Eirepesca, que participan en el proyecto denominado Holoplus, que viene desarrollándose desde el 2016 y culminó el pasado diciembre.

La iniciativa, cuyo objetivo fundamental es consolidar la producción y comercialización internacional del pepino de mar, ha desarrollado diferentes actividades a bordo y en tierra. En concreto, en el buque Skelling Light II -perteneciente a Eirepesca y que faena en Gran Sol- se ha trabajado de cara a estandarizar el procesado a bordo en dos formatos: entero congelado o eviscerado congelado. En esa línea se han diseñado diferentes equipos auxiliares para el parque de pesca que permitirán una mejora en el procesado y la calidad del producto final. De esta forma se obtiene un producto más homogéneo de toda la flota para su exportación a Asia.

En tierra se ha proyectado una planta de secado adaptada al carallo de mar capturado por los buques pesqueros. Se ha conseguido estandarizar el proceso (tiempos de cocción, secado y salmuera), llegando a unos estándares de calidad básicos para la entrada del producto en el mercado asiático.

Las pruebas se han efectuado en una planta piloto en la que también se ha realizado el secado de productos alternativos, como la zapata, la oreja de mar o la pota, obteniendo resultados satisfactorios para todos ellos. En apoyo a la comercialización, se ha desarrollado una plataforma on-line que permite la comunicación directa entre barco y planta en tierra para una mejor coordinación.

La holoturia debe ser desecada para su utilización posterior en alimentación El año pasado se produjeron 150.000 kilos, que en Galicia alcanzan poco precio -apenas 250.000 euros en primera venta-, mientras que en Asia su valor se multiplica con los intermediarios hasta llegar al consumidor final.

Variedad gallega

La conselleira de Mar, Rosa Quintana, destacó ayer que la holoturia es un «produto de excelente calidade das nosas costas». Porque también en Galicia se explota. Comenzó a capturarse en el 2015, año en el que apenas se recogieron 6.800 kilos. Desde entonces, las capturas se han multiplicado por 22 en apenas tres años. Quintana aseguró que las cocinas de los grandes chefs internacionales están usando este producto, que también tiene aplicaciones en la industria farmacéutica.

La empresaria Pilar Estévez ha sido una de las impulsoras de la extracción de la holoturia en aguas de Gran Sol. Pero en las costas gallegas también se extrae con éxito en la zona de Vigo, Cangas, O Grove, Aldán, Barallobre y A Coruña. «Ahora hace falta que más barcos se animen a pescar esta especie», manifestó José Antonio Suárez-Llanos.

El «brexit» puede afectar al menos a las importaciones de 100 millones de euros en pescado

El brexit puede afectar a importaciones por un montante de 21.000 toneladas que suponen al menos cien millones de euros, según estimaciones efectuados por Anfaco-Cecopesca. Pero en realidad «nadie sabe cómo van a quedar las cosas ni qué tipo de aranceles se impondrán a los diferentes productos», según señala un importante empresario del sector. La Xunta encargará un estudio para cuantificar en detalle el impacto.