Patrocinado por

Pontevedra recupera su banco de marisco más rico tras 19 años cerrado

Marcos Gago Otero
marcos gago PONTEVEDRA / LA VOZ

SOMOS MAR

CAPOTILLO

Mar reclasifica como zona B la mitad de Os Praceres que tenía vetada la extracción

12 ago 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Un veto de 19 años es mucho tiempo, tanto que cuando le comunicaron a la patrona mayor de Lourizán, María del Carmen Vázquez, que la Consellería do Mar había reabierto todo el banco marisquero de Os Praceres, cerrado en parte desde 1998, no se lo creyó. Vázquez llamó a Santiago y hasta que habló con la conselleira do Mar, Rosa Quintana, no transmitió la noticia al resto de sus compañeros. Y es que este viernes fue «un día grande» para el marisqueo en el fondo de la ría de Pontevedra, donde llevaban años y años esperando la reapertura del ámbito costero más rico en marisco de toda la comarca.

La Consellería do Mar, siguiendo la normativa europea, clasifica las aguas y sus bancos marisqueros en tres categorías. La clase A es la máxima calidad y permite la venta directa al consumo de los productos extraídos en sus aguas. Pocas zonas en Galicia disponen de esta codiciadísima distinción. La clase B permite la actividad extractiva, el consumo en fresco de bivalvos, con todas las garantías de calidad y salubridad, «sempre que se someta a un sistema de depuración». Esta es la nota más frecuente en Galicia. La clase C es la prohibición total. No se puede extraer de ahí nada, no se puede comercializar. Esta es la clasificación que tenía la mitad del banco de Os Praceres hasta ayer, que pasó a B. Y llevaba así desde 1998, en lo que suponía un duro golpe para la cofradía pontevedresa, porque se trataba del ámbito más rico en marisco de la ría.

El Instituto Tecnolóxico para o Control do Medio Mariño (Intecmar) lleva recogiendo resultados favorables a la reapertura de todo Os Praceres desde hace meses. Sin embargo, nadie se atrevía a echar las campanas al vuelo. Ya estuvo a punto de abrirse en otras ocasiones y no pudo ser. Hasta ayer. Los últimos resultados cumplieron la normativa sanitaria europea y española y por lo tanto se constató la «mellora da clasificación microbiolóxica das augas». Ahora la cofradía de Lourizán podrán volver a enviar a sus mariscadoras a este ámbito, la mitad de la playa situada en la zona más próxima a la costa en una franja paralela a la autovía de Marín.