Patrocinado por

El moderno helicóptero de Salvamento Marítimo lleva dos meses en tierra

F. Fernández REDACCIÓN / LA VOZ

SOMOS MAR

MARCOS MÍGUEZ

La Agencia Europea de Seguridad Aérea investiga posibles fallos en los Super Puma

03 ago 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

El más moderno helicóptero de los que componen la flota de Salvamento Marítimo es el Eurocopter Super Puma H225, fabricado por Airbus. Solo posee uno, por el que el Ministerio de Fomento pagó 24 millones, y está en la base del aeropuerto de Alvedro, en A Coruña, adonde llegó a finales de verano del 2014. Pero, a principios de junio, hace dos meses, llegó la orden de no efectuar más vuelos con él. La emitió la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) y está en vigor para todos los gemelos del Helimer 401 de uso civil. Salvamento Marítimo confirmó que la prohibición sigue en vigor y que, además, no sabe cuándo se levantará esa orden.

La EASA adoptó esa aparentemente drástica decisión para investigar a fondo si el modelo diseñado y construido por la compañía francesa Airbus viene con algún fallo de fábrica. Y hasta que no lo averigüe, el helicóptero seguirá en tierra.

El desencadenante de esta acción fue un accidente protagonizado por esta moderna aeronave a finales de abril en Noruega en el que murieron 13 personas que se dirigían a trabajar a una plataforma petrolífera. El aparato se estrelló, según las primeras investigaciones, porque el rotor principal se desprendió en pleno vuelo de la caja de transmisión principal. A raíz del siniestro, y como primeras medidas, la EASA ordenó revisar ese mecanismo antes de emprender el vuelo, pero finalmente optó por dejar en tierra todos los Super Puma para investigar posibles fallos técnicos en el diseño, fabricación o montaje del aparato.