Patrocinado por

Maersk abandona el puerto de Vigo temporalmente y condiciona su regreso a que se reduzcan los costes

Jorge Bravo VIGO / LA VOZ

SOMOS MAR

XOÁN CARLOS GIL

Asegura que la decisión fue tomada «de forma transparente» y que el único objetivo es mantener «el servicio para nuestros clientes en la zona»

06 abr 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

La empresa de transporte marítimo Maersk abandonará el puerto de Vigo temporalmente para cargar y descargar en Marín sus contenedores. La responsable de la selección de terminales de importación y exportación en el sur de Europa, Irenea Villar, asegura que la decisión fue tomada «de forma transparente» y que el único objetivo es mantener «el servicio para nuestros clientes en la zona que el nivel de coste ofertado por Vigo no nos permitiría mantener». La multinacional danesa tiene un marcha un sistema de subastas on-line para buscar «la reducción de costes para las navieras», explica Villar. La compañía informa a las empresas, en este caso estibadoras, de los pasos que tienen que seguir y, de los riesgos existentes «como podría ser la pérdida completa del negocio».

La empresa no descarta «utilizar Vigo para parte de nuestra carga en el futuro», explica Villar, pero insta al Puerto a «reconsiderar el nivel de costes en relación a sus competidores, así como a los competidores a mantenerse competitivos en el futuro».

El presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo, Enrique López Veiga, se reunirá en los próximos meses con la dirección de Maersk. Pero la decisión de momento es irreversible, pudiendo Terminales Marítimas de Vigo (Termavi) presentarse en sucesivas subastas. López Veiga explica que no se le comunicó a la Autoridad Portuaria de Vigo la existencia de ese concurso, por lo que la decisión de la compañía dejó «descolocados» a los responsables del puerto vigués, conscientes de la importancia del tráfico de esa naviera. Lamenta López Veiga que el Puerto se enterase «muy tarde». Trabaja ahora en informar a los clientes y usuarios de los costes que les acarreará el cambio de puerto al de la ría vecina, pues López Veiga duda de que Maersk haya explicado a sus usuarios las consecuencias económicas del cambio.