Herido el engrasador de un atunero vasco que se incendió en aguas del Índico

La embarcación sufrió un incendio en el motor y quedó a la deriva. Las llamas se propagaron rápidamente y la tripulación tuvo que ser evacuada

El barco estaba ayer a punto de hundirse en el Índico.
El barco estaba ayer a punto de hundirse en el Índico.

redacción / la voz

La flota atunera del Índico vuelve a ser noticia. Esta vez no por los asaltos piratas, sino por el mero infortunio: el de sufrir un incendio en la máquina frente a Somalia y a más de 300 millas de las islas Seychelles.

El atunero vasco Campolibre Alai, con 35 tripulantes, activó al filo de la medianoche del domingo (23.56 hora española) la radiobaliza, una señal de emergencia que captó la Estación Espacial de Maspalomas, en Gran Canaria, que alertó tanto a Salvamento Marítimo, dado que se trataba de la baliza de un barco español, como al centro del control del sistema Cospas-Sarsat de Rusia, por la posición en la que se detectó la transmisión.

Al parecer, la embarcación sufrió un incendio en el motor y quedó a la deriva. Las llamas se propagaron rápidamente y la tripulación tuvo que ser evacuada. El rescate lo hizo otro atunero, el Playa de Anzoras, también de capital español aunque con bandera de las islas Seychelles, que fue desviado a la zona para recoger a los 35 tripulantes del Campo Libre Alai.

Por ahora, muy poco ha trascendido del siniestro. Un portavoz de la asociación a la que pertenece el atunero incendiado, Anabac, confirmó que un marinero había resultado herido. Otras fuentes precisaron que se trataría del engrasador del barco, que habría sufrido quemaduras a raíz de la explosión.

Desde Anabac confirmaron también que la tripulación ya había sido transferida al Playa de Anzoras y a mediodía de ayer se dirigía rumbo al puerto de Mahe, en las islas Seychelles.

En cuanto a la embarcación, las mismas fuentes indicaron que estaba «malogrado», dando a entender que había muchas posibilidades de que se fuera a pique.

Es posible que haya gallegos

Aunque no han podido precisar la nacionalidad de los tripulantes, lo más probable es que entre la tripulación haya gallegos. Los había en mayo del 2009, cuando el atunero fue noticia porque sufrió un ataque de piratas somalíes que intentaban secuestrarlo. No lo consiguieron con este, pero sí con otro barco perteneciente a la misma empresa: el Alakrana. Y es que el Campolibre Alai forma parte de la flota de la bermeana Echevastar Fleet, una empresa a la que el fuego le ha jugado dos veces este mes una mala pasada. Al incendio del barco se suma la que sufrió su conservera en Bermeo hace aún no quince días.

Newsletter Somosmar

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
1 votos
Comentarios

Herido el engrasador de un atunero vasco que se incendió en aguas del Índico