Patrocinado por

Un pesquero iraní escapa tras cinco meses de secuestro por piratas somalíes

La Voz NAIROBI / REUTERS, EUROPA PRESS

SOMOS MAR

Parece que el capitán aprovechó que los guardias se distrajeron con un helicóptero o algo que pasaba, cortó los anclajes y encendió los motores

30 ago 2015 . Actualizado a las 08:06 h.

Un barco pesquero iraní y su tripulación han escapado tras haber sido secuestrados durante cinco meses por piratas somalíes, aunque no está claro cómo lo han logrado.

Un portavoz de la organización Océanos Más Allá de la Piratería, John Steed, aseguró que el Jaber y los 19 miembros de su tripulación escaparon a primera hora del jueves y fueron perseguidos por los piratas que los habían retenido en la costa en Ceel Hur, en una región del centro de Somalia. «Parece que el capitán aprovechó la oportunidad de que los guardias, que no estaban en el barco, se distrajeron con un helicóptero o algo que pasaba, cortó los anclajes y encendió los motores», relató Steed, quien lleva a cabo un programa para ayudar a rehenes. Steed añadió que el barco iraní alcanzó un buque que forma parte de la Fuerza Naval de la Unión Europea y que protege la ruta marítima de los piratas.

El portavoz de las operaciones de la Fuerza Naval, el teniente Robert Thurmott, explicó que ofrecieron comida y agua a la tripulación del Jaber en su propio barco.

El buque iraní fue capturado el 26 de marzo, junto con otro barco pesquero, el Siraj, con 26 miembros a bordo. Con estos, unas 750 personas han sido secuestrados por piratas somalíes desde el 2010, según las cifras de Naciones Unidas.

Ambas embarcaciones han sido acusadas de pescar ilegalmente en aguas somalíes por las autoridades locales.

A pesar de que aún se registran casos de ataques marítimos, la piratería en el océano Índico ha disminuido considerablemente en los últimos tres años, principalmente porque las navieras han contratado seguridad privada y por operaciones internacionales, como la Atalanta, en la que participa la Armada española.