Patrocinado porPatrocinado por

La piscicultura marina repunta un 11 % tras años de estancamiento

e. abuín REDACCIÓN / LA VOZ

SOMOS MAR

Ejemplares de rodaballo en una de las primeras fases de su cultivo.
Ejemplares de rodaballo en una de las primeras fases de su cultivo. M. MORALEJO

Las 43.597 toneladas producidas reportaron 263,7 millones de euros

05 may 2015 . Actualizado a las 04:00 h.

La piscicultura marina ha abandonado ese encefalograma plano en el que llevaba instalada varios años. La gráfica ha dibujado para el 2014 un pico en la estadística, un repunte que se observa tanto en la producción como en el valor de la misma. Aunque esa recuperación no esta a la altura de la cúspide que marcó el 2009 -hasta ahora el año de mayor comercialización de peces de acuicultura marina-, la patronal del sector aprecia en esa línea ascendente buenos augurios para mantener un crecimiento sostenido en los próximos años.

Según la Asociación Empresarial de Productores de Cultivos Marinos de España (Apromar), el año pasado salieron al mercado 43.597 toneladas de peces marinos de crianza, un 11 % más que en el 2013. Además, el valor de esa producción ascendió hasta los 263,7 millones de euros, un 17 % por encima de los ingresos obtenidos un año antes.

La lubina desplaza a la dorada

En su balance -que deja fuera el mejillón, al tratarse de un molusco, no de peces-, el lugar más destacado lo ocupa la lubina, que ha conseguido desplazar a la tradicionalmente primera en el ránking: la dorada.

En el 2104 se produjeron 17.376 toneladas de lubina, un 18,1 % más que en el ejercicio precedente. Su rival, la dorada, aparece en los resultados productivos con un signo negativo, pues retrocedió un 3,4 % hasta situarse en las 16.230 toneladas.

Más rodaballo

El rodaballo, estrella acuícola gallega con permiso del mejillón, también mejoró resultados. Su producción se elevó hasta las 8.808 toneladas, un 14,6 % más, según los datos que maneja Apromar.

Corvina, con 1.090 toneladas; lenguado, con 551; anguila, 366; besugo, 172, y langostino, con 4 toneladas, completan el catálogo productivo, al que se van incorporando, todavía con timidez, la oreja de mar y algas.

Valencia, a la cabeza en cría de peces

Aunque Galicia es líder español en acuicultura, pierde la mayor parte de su fuerza cuando se descuenta el mejillón. Así es que, en piscicultura marina, y aun no habiendo nadie que le tosa en cultivos como el rodaballo o el besugo, se sitúa como tercera autonomía en volumen de producción. El primer puesto lo ocupa la Comunidad Valenciana, que en el 2014 sacó al mercado 14.040 toneladas de especies marinas de crianza, sobre todo dorada, pero también lubina, corvina y anguila. Murcia, con siete veces menos costa que aquella, le va a la zaga: 9.434 toneladas, por encima de Galicia, que sumó el año pasado 8.188 toneladas. Con todo, el mayor volumen de empleo en acuicultura se localiza en Galicia, donde trabajan 552 de los 1.864 que están empleados en estas actividades. La nota negativa es que se destruyó empleo, pese a la mayor producción.