Patrocinado porPatrocinado por

La ley que promueve la compra pública de productos de proximidad entrará en vigor en febrero

Somos Agro REDACCIÓN

SOSTENIBILIDAD

SANDRA ALONSO

El DOG publicó la semana pasada la Lei da calidade Alimentaria, «que reforza a aposta da Xunta pola excelencia, a sustentabillidade e a promoción das produción primaria

23 ene 2024 . Actualizado a las 19:22 h.

Faltan pocos días para que entre en vigor la Lei de Calidade Alimentaria de Galicia después de que el pasado 18 de enero fuera publicada en el Diario Oficial de Galicia (DOG). La norma, como explican desde Medio Rural, «reforza a aposta da Xunta a prol da excelencia, a sustentabilidade e a promoción das producións primarias da nosa comunidade». El texto recoge el marco normativo que permite asegurar la calidad de los productos alimentarios y defiende la lealtad de las transacciones comerciales y los derechos e intereses legítimos de los productores primarios, operadores económicos, profesionales del sector y los consumidores.  

Además, añaden desde la Consellería, la ley fomenta «potencia e garante a produción de alimentos de calidade diferenciada en Galicia e regula o funcionamento dos consellos reguladores como entidades de xestión de figuras de protección da calidade diferenciada». De ahí que promueva la profesionalización y participación del sector, además de promover la compra pública de producciones de proximidad.

Al mismo tiempo, la norma convierte a Galicia en la primera comunidad en regular una certificación de sostenibilidad para la producción alimentaria y, de ese modo, marcar un modelo basado en un conjunto de normas encaminadas a garantizar el respeto al medio ambiente, la calidad y la seguridad alimentaria, la protección de las personas trabajadoras y la ciudadanía. Por no hablar de que también promueve que los distintos eslabones de la cadena tengan una renta adecuada, sobre todo los primeros eslabones de esa cadena. 

 En base a todas esas premisas la norma recoge la regulación para el fomento y desarrollo de la producción amparada por los distintivos de calidad diferenciada tales como las denominaciones de origen o la indicación geográfica protegida. Todas estas etiquetas reconocen, como dicen desde la Xunta, «altos estándares de calidade e permítenlles ás persoas consumidoras recoñecer no mercado estes produtos con maior valor engadido».

 Obligaciones de los operadores

 El texto, añaden desde Medio Rural, «persegue establecer as obrigas dos operadores do sector en relación coa súa actividade como produtores, elaboradores e comercializadores de produtos alimentarios, así como regular a actuación de inspección e control da Administración autonómica e establecer o réxime sancionador ante incumprimentos da lexislación». Al mismo tiempo, mejora el modelo de control oficial dedicado a perseguir prácticas fraudulentas. 

 No olvida tampoco hablar de los consellos reguladores. En este sentido, explican desde la Xunta que se aboga por una adaptación al nuevo marco legal en estas entidades, profundizando en su profesionalización, especialmente en el caso de los consellos reguladores de menor tamaño. La Axencia Galega da Calidade Alimentaria será «eixo fundamental de toda a calidade alimentaria de Galicia, asumindo importantes funcións neste sentido».