Patrocinado porPatrocinado por

¿Qué hacer con las ayudas de la Xunta para las reservas de la biosfera?

Francisco Albo
francisco albo MONFORTE / LA VOZ

SOSTENIBILIDAD

Floración de mimosas en la ribera del Miño, en el territorio del municipio de Chantada
Floración de mimosas en la ribera del Miño, en el territorio del municipio de Chantada ROI FERNÁNDEZ

Proponen combatir la expansión de las mimosas y acondicionar humedales

23 feb 2022 . Actualizado a las 10:24 h.

La reserva de la biosfera de la Ribeira Sacra y de las sierras de O Courel y O Oribio todavía no cuenta con un órgano rector, pero eso no le impedirá beneficiarse de la línea de ayudas que ofrece la Xunta para estos territorios. Las bases de la convocatoria fueron publicadas en el Diario Oficial de Galicia el pasado día 11. Las ayudas pueden ser solicitadas por los ayuntamientos, las comunidades de montes y las asociaciones y oenegés de carácter ambiental, además de otras entidades.

La Asociación Galega de Custodia do Territorio (AGCT), que promovió la creación de cinco microrreservas de orquídeas silvestres en la sierra de O Courel, aún no decidió si solicitará estas ayudas para realizar actuaciones ambientales en la mencionada reserva de la biosfera o en alguna otra parte de la comunidad. «Estamos estudando esa posibilidade, pero aínda non tomamos ningunha decisión a ese respecto», explica el biólogo Martiño Cabana, miembro de la entidad. Pero la AGCT sugiere dos posibles líneas de actuación para los concellos, comunidades o asociaciones que tengan la intención de solicitar estas subvenciones.

La más urgente, a su juicio, sería atajar la propagación de las mimosas (Acacia dealbata), una planta invasora que cada vez tiene más presencia en este territorio. «Hai outras zonas de Galicia que están máis afectadas por este problema, pero nos últimos anos as mimosas estanse estendendo con rapidez pola Ribeira Sacra e polas zonas de montaña, e sería conveniente frear a súa expansión, porque poden chegar a causar un dano medioambiental moi serio», dice Cabana.

Otra actuación que se podría llevar a cabo con las ayudas de la Xunta, según la AGCT, consistiría en acondicionar los pequeños humedales existentes en numerosos puntos de la reserva de la biosfera. Muchos de estos humedales se encuentran en canteras y graveras que llevan largo tiempo en desuso. «Aínda que non se lles dá moito valor, estes lugares son moi importantes como refuxio de diferentes especies de anfibios, aves e insectos, e sería de gran interese actuar para que axuden o mellor posible á conservación da biodiversidade», apunta Cabana. En municipios como Monforte, Sober y A Pobra do Brollón, añade, hay un buen número de canteras y graveras abandonadas de este tipo.

Actuaciones para que las charcas puedan acoger un mayor número de especies animales

La restauración ambiental de las antiguas canteras convertidas en charcas, según la AGCT, ayudaría a la conservación de algunas especies escasas y amenazadas de anfibios —como la rana de San Antonio— y reforzaría el papel de estos lugares como refugio de numerosas aves, tanto acuáticas como terrestres. Para que estos espacios puedan cumplir mejor esa función, agregan desde la asociación, bastaría con realizar unas obras de acondicionamiento que consistirían sobre todo en reducir el desnivel de las orillas más escarpadas y en excavar los lechos de las charcas para que tengan más profundidad y almacenen más agua.

Con estas actuaciones, según explica Martiño Cabana, se consigue que la vegetación silvestre crezca con más facilidad en torno a las charcas y que las aguas puedan acoger un mayor número de anfibios y otros pequeños animales acuáticos. «Aínda que as charcas que hai no interior da provincia de Lugo son espazos moi pequenos, estas zonas húmidas poden albergar unha variedade moi grande de especies animais, polo que poden ter un papel importante na conservación da biodiversidade e incrementar o valor do territorio como reserva da biosfera», apunta. Las obras de acondicionamiento —añade— son fáciles de realizar y poco costosas.