Patrocinado por

Luca Piretta: «Nutrinform no solo informa, ayuda al consumidor a llevar una dieta sana»

La Voz

SOSTENIBILIDAD

Italia se desmarca del Nutriscore lanzando este mes su propio etiquetado, en cuyo  diseño participó este profesor de la Universidad de Roma

13 sep 2021 . Actualizado a las 08:05 h.

Cuando se hizo oficial que España elegiría el semáforo nutricional Nutriscore, el modelo de etiquetado elaborado en Francia para valorar las características de los productos alimentarios, las denominaciones de origen comenzaron a reclamar quedarse fuera del modelo, al igual que se había autorizado al aceite de oliva. ¿Por qué? Porque cómo podía ser que un queso elaborado con leche, suero o sal lograra peor puntuación que un ultraprocesado. Ese fue uno de los puntos críticos que llevaron a Italia a pensar en otra fórmula de etiquetado que, además de evaluar los alimentos, ayudara a los consumidores a llevar una dieta equilibrada y sana. De ese modo nació Nutrinform, un modelo de etiquetado que se lanzará oficialmente en Italia a finales de mes. Luego se complementará con una aplicación para smartphone que lanzarán en octubre para que el consumidor sepa el valor nutricional de lo que ha comido a lo largo del día. Pero quien mejor sabe las claves del Nutrinform es el gastroenterólogo y nutricionista de la Universidad Campus Biomédico de Roma, Universidad Campus Biomédico de Roma. Luca Piretta, desgrana las claves de este Nutrinform. No hay que olvidar que fue él uno de los que participó en la elaboración de esta etiqueta.

—¿Qué diferencia el Nutrinform del Nutriscore?

—Nutrinform informa a los consumidores sobre el impacto de cada porción de comida en su dieta diaria. Las calorías, sal, azúcares y grasas de cada ración de alimento se presentan tanto en forma numérica como en porcentaje de las cantidades máximas sugeridas para una dieta sana y equilibrada. Los datos porcentuales son fácilmente comprensibles gracias a unas gráficas donde puede verse el nivel diario de calorías y nutrientes que se han consumido en comparación con el máximo recomendado. De esta forma, Nutrinform no solo informa, sino que también ayuda al consumidor a seguir una alimentación diaria sana, variada y equilibrada, según los principios de la dieta mediterránea. De hecho, este sistema hace que el consumidor sea consciente de lo cerca que está de las cantidades máximas recomendadas para los nutrientes críticos individuales, educándole para que sepa elegir los alimentos más correctos para cada comida del día. El Nutriscore, en cambio, solo da un juicio sintético sobre el alimento individual, sin tener en cuenta ni la porción consumida ni su frecuencia de consumo, y no nos permite entender cuál es el verdadero impacto de cada alimento dentro de la dieta diaria. Un grave error, dado que la ciencia de la nutrición cree que las dietas son saludables o no saludables, no el alimento individual, porque cada alimento, en las cantidades adecuadas, puede formar parte de una dieta saludable.

—¿En qué se basa Nutrinform?

—No se basa en ningún algoritmo, sino solo en las ingestas de referencia europeas estudiadas por los científicos en nutrición para seguir una dieta saludable todos los días. Nutrinform fue desarrollado por científicos italianos siguiendo las indicaciones nutricionales aprobadas por la EFSA y la normativa vigente en Europa en cuanto a etiquetas nutricionales en la parte frontal del envase. Un aspecto fundamental del Nutrinform es que se basa en raciones, decididas por las instituciones científicas y no por la industria, en lugar de los limites fijos de 100 gramos, que implica indicaciones verdaderamente engañosas, con productos como pizzas congeladas, que se consumen en raciones de 300-400 gramos clasificados mejor que el aceite de oliva o el parmesano, que se consumen en dosis de 10-20 gramos.