La Xunta prorroga el uso del método de plato o abanico para esparcir purines

Los agricultores podrán utilizarlo este año y, probablemente, también en el 2021


redacción

La inquietud suscitada entre los ganaderos y agricultores gallegos perceptores de ayudas de la PAC sobre la entrada en vigor de la normativa estatal de purines parece que todavía no ha amainado. El anuncio de la Xunta de prorrogar, como ya ha hecho dos veces, la excepcionalidad de Galicia en su cumplimiento parece no haberles quitado la preocupación.

Pero fuentes de la Consellería de Medio Rural confirmaron que, ejerciendo su potestad para marcar excepciones al real decreto aprobado en el 2017 por el Gobierno de Rajoy para cumplir con la reducción del nivel de emisiones de amoníaco que pide Bruselas, mantendrán el permiso para poder usar el método de plato o abanico para esparcir purines como ya se hizo en las campañas del 2018 y del 2019. Lo que no podrán usar los agricultores gallegos es el método de aspersión con cañón. 

De este modo, añaden que la orden de la Xunta que regula para este año la aplicación de los pagos directos a la agricultura y a la ganadería y de las ayudas al desarrollo rural sujetas al sistema integrado de gestión y control no cambiará el párrafo referido a los purines con respecto a la del ejercicio anterior: «Las aplicaciones de purín o fracciones líquidas de deyecciones con sistemas de plato o abanico podrán realizarse excepcionalmente mientras no se resuelvan los condicionantes que dieron lugar a su excepción».

Fuentes de Medio Rural apuntaron que la intención es mantener la excepcionalidad, al menos hasta que una norma de rango superior prohíba el uso de abanico, el método más utilizado en la comunidad. De todas formas, aclaran que estas directrices únicamente son de obligado cumplimiento para los perceptores de ayudas de la PAC. De hecho, recuerdan que hay muchos productores de porcino o de pollos que no las reciben y, por tanto, no estarían afectados por la norma.

Más allá de esta orden, la Consellería de Medio Rural prepara la Lei do sistema integrado para a xestión de dexeccións gandeiras xeradas nas explotacións para cumplir con los mandatos de Bruselas en materia de cuidado del medio ambiente.

El problema que se plantea es la gestión de los excrementos de 2,7 millones de cabezas de ganado que hay repartidas por las 36.000 explotaciones de distintas especies que hay por Galicia. Una de las propuesta que incluye el primer borrador es la de convertir el estiércol en abono natural, luz o gas.

Agricultores de A Limia dudan de que no les multen por no cumplir la norma del 2017

«El sector agroganadero de A Limia está muy intranquilo. Como en muchas otras cuestiones relacionadas con nuestro ramo, hay un vacío legal tremendo en esta y otras situaciones». Maite Joga, abogada y presidenta de Adegal, una agrupación de labradores y ganaderos de A Limia con más de 800 asociados, se refirió de ese modo al anuncio realizado por la Xunta sobre el mantenimiento de la excepcionalidad de la Galicia en la aplicación del real decreto del 2017.

«La moratoria en Galicia sobre la normativa de purines en Galicia y en España está vencida desde el día 1. Los textos legales son claros. Si la Xunta afirma que siguen vigentes nos encantaría ver el párrafo de la orden o normativa legal donde lo diga taxativamente. Creemos que no es correcto interpretar que esa moratoria está prorrogada indefinidamente», dijo. Además, remarcó que nadie «puede garantizarnos desde un punto de vista legal que no empiecen a caer sanciones por el almacenamiento y esparcimiento de purines que infrinjan los términos de la normativa del 2017». Y rogó que de no aplicar sanciones «nos lo comuniquen».

Más noticias sobre purines

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
7 votos
Comentarios

La Xunta prorroga el uso del método de plato o abanico para esparcir purines