El Pazo de Quián recreará una mini Galicia rural para proyectar todo el potencial del sector

La Consellería de Medio Rural publicará durante la primera quincena de diciembre en el Diario Oficial de Galicia las bases del concurso de ideas para tranformar los edificios y la finca de 100 hectáreas en un espacio desde el que proyectar al mundo la imagen de un sector innovador y moderno. La idea es dedicar diez millones de euros al proyecto global.


redacción

Imagínense aterrizar en el aeropuerto de Lavacolla, en Santiago de Compostela, y toparse, de repente, y de un plumazo, con la cascada de emociones que suscita el potencial que tiene el sector primario gallego. Desde frondosos castaños o árboles de ribera a comprobar de cerca la rusticidad de las razas autóctonas de vacuno o porcino, pasando por viñedos, olivos o el gran tesoro que supone el banco de germoplasma de semillas autóctonas que ahora custodia el Centro de Investigacións Agrarias de Mabegondo. Por no hablar de poder comprobar de primera mano cómo se forman los jóvenes empresarios que darán vida al rural del futuro, cómo se transforman productos como la leche, las hortalizas o las manzanas propias de la comunidad o poder degustar el sabor de los productos amparados por las diferentes denominaciones de origen. Y además también podrán comprobar cómo se  trabaja en una explotación modelo, tanto de producción intensiva como extensiva. Todo a 15 minutos en coche del aeropuerto, en el Pazo de Quián, en una finca de 100 hectáreas ubicada en Sergude, en el concello de Boqueixón, justo a los pies do Pico Sacro. 

Desde la Consellería de Medio Rural quieren convertir ese lugar en una realidad. Y fue el conselleiro del ramo, José González, quien detalló desde el propio Pazo de Quián el proyecto de recrear una mini Galicia que sea «o espello do mellor que se ten no rural galego concentrado nun único lugar cun plantexamento integral a nivel agrícola, gandeiro e forestal nun espazo que aglutinará formación, negocios e turismo». El primer paso para lograrlo lo darán durante la primera quincena de diciembre con la publicación en el Diario Oficial de Galicia (DOG) de la convocatoria, con un presupuesto de 110.000 euros, del concurso de ideas para reformar este espacio. Lo que pretenden desde la Xunta es uqe un equipo multidisciplinar compuesto por arquitectos, ingenieros agrónomos y paisajistas diseñen «ese espello do rural do futuro».

Los plazos

Una vez publicado el concurso todos aquellos grupos que tengan interés dispondrán de un plazo de tres meses para presentar sus propuestas. Acto seguido habrá otros seis meses para redactar el proyecto con la idea es que este esté finalizado en el verano del 2020 para poder comenzar ya a desarrollarlo en el 2021. Para estimular la participación Medio Rural establece cinco premios para los participantes. El primero está dotado con 40.000 euros, al tiempo que podrá ser el adjudicatario del contrato de redacción del proyecto y de la dirección de obra. Del segundo al quinto de los galardones van de los 25.000 a los 10.000 euros. En una primera fase, el concurso contará con 1,2 millones de euros, donde están incluidos los costes del proyecto base y de ejecución, así como la dirección de obra, en el marco de la inversión global de 10 millones.

«A clave sobre a que vai xirar todo o complexo é o centro de formación»

«A clave sobre a que vai xirar todo o complexo é o centro de formación», como comentó González, para que los alumnos puedn ver todo lo que podrán hacer en el futuro y, además, podrá convertirse también en un vivero para llevar a cabo proyectos para sacar adelante ideas que puedan tener los alumnos. «Van a poder ver os centros de transformación de productos, a gandeiría, cómo a xente ven de fóra para ver todo o que se fai e dese xeito acaben enchéndose de orgullo para facer o seu proxecto de vida», dijo. 

Al mismo tiempo, el conselleiro no olvidó recordar que también se reformará el Centro de Formación Agroforestal de Sergude con la idea de ampliar su capacidad. Actualmente hay 90 alumnos, algunos de los que también duermen en la instalación. Y aunque los autores del proyecto tendrán la última palabra, el conselleiro avanzó que en su cabeza está que haya una bodega, una destilería, una quesería, una panadería, una fábrica de conservas vegetales, un aula de interpretación de las semillas que se trasladarán desde Mabegondo a Sergude, un museo interactivo, aulas de negocios o incluso un centro gastronómico en el que el público pueda degustar los productos.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
8 votos
Comentarios

El Pazo de Quián recreará una mini Galicia rural para proyectar todo el potencial del sector