«Busco persona con experiencia en el manejo de rebaños y carné de conducir»

Peones agrícolas que sepan usar maquinaria, entre los perfiles más demandados

Los peones para recoger uva empiezan a escasear
Los peones para recoger uva empiezan a escasear

redacción

«Busco persona para poner en marcha una explotación ganadera. Pido persona seria y responsable, que tenga experiencia en el manejo de rebaños, con carné de conducir y con ganas de labrarse un futuro. Ofrecemos casa en un pueblo muy tranquilo de Ourense, con todo tipo de comodidades, sueldo y un porcentaje del beneficio de la explotación». El aviso fue colgado hace doce días en el apartado de ofertas de empleo de una página de anuncios en Internet. No es la única de ese estilo.

Decenas de empresarios del sector agroganadero buscan trabajadores cualificados. Peones agrícolas, ganaderos y forestales o especialistas en manejo de maquinaria son las especialidades más demandadas. Entre las ofertas que cuelgan algunas explotaciones, aunque no son las que más, también hay alguna en la que dan trabajo a matrimonios.

La otra cara de la moneda del sector son los datos que manejan las oficinas de empleo gallegas, donde había inscritos con fecha de 30 de junio como demandantes de empleo en actividades económicas como peón forestal, 11.384 candidatos; como peones de horticultura y jardinería, 9.656; como peones agrícolas en general, 1.855, y como trabajadores forestales, 1.610.

Los puestos que no llegan a cubrirse conviven con esos demandantes de empleo que no salen de las listas del paro. Entonces, ¿por qué los empresarios no encuentran un trabajador? Miembros del sector consultados dan varias respuestas: «Non hai xente con formación porque agora nunha granxa hai que saber». «Algúns empezan a traballar no monte e ven que é un traballo duro e non aguantan». «Aínda hai o que prefire traballar na construcción ou na hostelería antes que vir para aquí». «Para manexar un tractor moderno hai que saber algo máis que conducilo». «Hai xente de fóra que chama e pregunta por aloxamento». Además hay que tener en cuenta las particularidades de un sector en el que, para contratar a alguien, todavía pesa el boca a boca y también que cada vez son más los empresarios que recurren directamente a las escuelas o centros que imparten formación agraria para buscar personal cualificado. Con todo, los problemas que enfrenta cada una de las actividades que componen los sectores agroganadero y forestal tienen sus particularidades.

huerta

Con espacio para más. Hace tres o cuatro años, los socios de Horsal, la cooperativa de huerta más importante de Galicia, no tenían problema para encontrar a gente que quisiera trabajar por horas. Ahora, la situación ha cambiado. «Hai un pouco de todo. Hai xente que precisa contratar por horas e vai amañando, pero tamén hai quen busca persoal fixo e teno máis complicado», explica el gerente, Fernando Vega. Asegura que algunos de sus socios «renunciaron a plantar máis metros por non ter xente para recoller», pues cultivos como el pimiento de padrón exigen de mucha mano de obra. También comparte la idea de que la imagen del sector está denostada y explica que en la huerta hay lugar para aquellos que quieran encontrar un futuro, bien sea contratados o poniendo en marcha su propia explotación.

viñedo

El problema de la vendimia. En el sector vitícola sucede lo mismo que en la huerta, hace unos años sobraba mano de obra y los contratos de la vendimia se convirtieron en los más demandados. Ahora, la situación ha cambiado y, aunque todavía hay oferta, empiezan a escasear los peones para recoger uva. En Ourense, por ejemplo, suelen recurrir a Portugal. De allí es Xabier Moimenta, un temporero del sector de la castaña que lleva año y medio trabajando en una bodega. Desconocía el oficio, pero pronto se ha aclimatado y ahora está encantado con su nuevo oficio. Trabaja cinco días a las semana, con los fines de semana libres, y tiene buenas condiciones. José Ramón González, otro bodeguero de la zona de Verín apunta que «hai compañeiros que non atopan xente para retirar os netos que medran entre as vides e que os hai que retirar de forma manual».

Ganadería

Un oficio que requiere una gran especialización. Galicia es una potencia láctea y, como tal, muchas de las que otrora fueron granjas familiares se han ido transformando ahora en empresas totalmente robotizadas. Los trabajadores de estas explotaciones, con horarios de cuarenta horas semanales y dos días libres a la semana, han de tener un amplio abanico de conocimientos para sobrellevar el día a día de una granja de este tipo. Conocimientos de nutrición, sanidad animal para ver cuándo un animal está enfermo, control de maquinaria agrícola, gestión... El problema es que no hay gente especializada.

avícultura y porcino

Unos huecos que cubren los extranjeros. Las granjas de pollos o de cerdos no son ya lo que eran hace años. Están más mecanizadas, el trabajo no es tan duro, pero a los empresarios les cuesta encontrar personal. Muchos han tenido que recurrir a mano de obra de Argelia o Sudamérica.

forestal y servicios

Menos mano de obra que hace años. «Hai pouco persoal disposto a vir plantar árbores ao monte». Lo que observan desde una empresa de servicios forestales del interior de la provincia de A Coruña es que hace años este trabajo temporal, igual que el de recoger la cosecha, era una salida para muchos jóvenes de la zona. Ahora, observan, prefieren trabajar en construcción o servicios.

Acubam, una asociación que cuenta con su propia bolsa de empleo

En el Baixo Miño, buena parte de las empresas agrícolas se han asociado bajo las siglas de Acubam, la Asociación de Cultivos del Baixo Miño. La entidad nació en el año 2013 con el objetivo de intentar representar al sector agrícola de esta comarca gallega y de establecer lazos de cooperación entre las empresas. Y una de las primeras medidas que han puesto en marcha en esta entidad es la creación de una bolsa de empleo, a la que sus socios pueden recurrir cuando necesitan personal cualificado. Porque aquí no solo hacen falta peones, sino también expertos en márketing o en comunicación.

«Estamos viendo que el sector se asocia con puestos de trabajo de técnicos de campo. Pero cada vez más estas empresas requieren de ingenieros, de expertos en márketing, en comunicación...», explica Gloria Álvarez, responsable de la asociación. Buscan, sobre todo, personal con formación y con disponibilidad. Ellos se ocupan de recopilar los currículos, incluso visitan ferias de empleo, y de crear una base de datos en la que están categorizados, con lo que las empresas solo tiene que consultar la información. Cuentan además con una plataforma que da visibilidad a las necesidades concretas que tienen las empresas.

Álvarez coincide con otros integrantes del sector en que el campo sigue teniendo mala imagen. «Hay falta de mano de obra porque el sector está denostado, pero las cosas han cambiado», asegura. Aún así, «la gente prefiere ir a una fábrica que el campo, cuando los salarios no son diferentes». Es por eso que el sector agrario se encuentra con el problema de que no hay mano de obra especializada.  

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
1 votos
Comentarios

«Busco persona con experiencia en el manejo de rebaños y carné de conducir»