Patrocinado por

Lanzan la segunda añada de lana de Ovella Galega, tradición e innovación entre Cabanas y Ourense

ANA F. CUBA CABANAS / LA VOZ

GANADERÍA

Beatriz Carbón (derecha) y Lola Logaro, en el taller de esta última en Ourense, con lana de oveja gallega e hilo
Beatriz Carbón (derecha) y Lola Logaro, en el taller de esta última en Ourense, con lana de oveja gallega e hilo CEDIDA

La cabanesa Beatriz Carbón es una de las artífices del proyecto

26 nov 2022 . Actualizado a las 11:15 h.

La segunda tanda de lana obtenida de rebaños de Ovella Galega ya está a la venta, a través de la web hilokune.com y en las tiendas Con dos ovillos (Ferrol) y Entra y Teje (A Coruña). La iniciativa de Beatriz Carbón, vecina de Cabanas, y de Lola Logaro, cántabra asentada en Ourense, recibe un nuevo impulso. Ellas fueron las creadoras del primer hilo gallego, la edición limitada Cabanas, que se comercializó junto con el patrón de un chal diseñado por Logaro y bautizado como Xoaniña. Aquel hilo y aquel chal también se pudieron ver en el simposio iberoamericano CONBIAND sobre conservación y utilización de recursos zoogenéticos, y en el congreso ibérico SERGA/SPREGA, sobre recursos genéticos animales, que tuvo lugar en Córdoba en octubre.

Ahora lanzan la edición limitada Viana, otra añada de 2022, y junto al hilo va el patrón de otro diseño de Logaro, un chaleco confeccionado de una sola pieza y denominado Louredo. «Coa Xoaniña quixemos dar un paso adiante, para darlle un valor extra á la, esa grande materia prima que temos en Galicia e da que xa máis artesáns están a botar man para elaborar pezas únicas», subrayan las artífices de este proyecto. Su apuesta combina a la perfección diseño, tradición e innovación. «Sen tradición non hai innovación», es uno de sus lemas. «A tradición é precisa —recalcan—, Xoaniña leva o noso legado e o noso saber no feito de traballar a la, coas súas características intactas».

«A innovación —agregan— ten unha fama recoñecida. Para Xoaniña creamos o noso propio fío de la autóctona galega». «Deseño —concluyen—, con la de Denominación de Orixe galega. Xoaniña pode lucir buratos grazas a este fío galego que lle dá consistencia». Origen, arraigo, sentimiento, morriña, pasión y creatividad son algunos de los conceptos que ayudan a entender esta iniciativa y la motivación que alimenta a sus impulsoras.

Carbón y Logaro van de la mano de los productores: Delfín Feal, veterinario fenés que cría Ovella Galega en Cabanas, y Xoán González, de la granja A Ciruxana, entre Vilariño de Conso y Viana do Bolo. La lana de la que se obtuvo el hijo con el que se ha podido tejer el chal Xoaniña proviene de la explotación de Feal y la del chaleco Louredo, de la de González. El proceso consiste en el esquilado, la recogida, la selección, el escarmenado, la limpieza, el lavado, el secado y escarmenado y el enjumado de la lana. Después viene la transformación, con el cardado, hasta llegar a la manta de carda, que se corta y se pasa por las máquinas de torsión para acabar en una madeja y en el producto final.

Para la primera añada de hilo gallego 100 % emplearon 97 kilos de lana en bruto, que se quedaron en 45 una vez lavada y en 30 tras el hilado. «O resultado foi unha la rústica dunhas 27 micras, exenta de pelos longos e de cor vainilla», indican. La añada que acaban de lanzar ahora es de color gris piedra, resultado de la combinación de los ejemplares blancos y negros de la raza Ovella Galega de la granja A Ciruxana.