Patrocinado por

Las 75 granjas de CLUN expertas en bienestar animal

Olimpio Pelayo Arca Camba
O. P. Arca SANTIAGO / LA VOZ

GANADERÍA

Sandra Alonso

Suman cerca de 7.000 vacas, en una apuesta pionera que la cooperativa inició ya en el 2016

18 nov 2022 . Actualizado a las 09:39 h.

La ganadería Únicla Casal Vilar, en Touro, fue escenario ayer de un acto con que la cooperativa CLUN celebró los seis años de su apuesta por la certificación de bienestar animal. Fue pionera en el 2016 para lograr el sello auditado por Aenor para sus ganaderías socias, y lo es de nuevo ahora, al alcanzar el nivel de experimentado dentro de este proceso. Lo hace con unas cifras importantes: son 75 granjas, con cerca de 7.000 vacas, las certificadas en bienestar animal con altas puntuaciones (notas de bueno y excelente). Son las explotaciones que aportan leche para las marcas Clesa Bienatur y Únicla.

El director general de Clun, Juan Gallástegui, reconoció el esfuerzo, compromiso e implicación de las ganaderías que mantienen este sello: «Este é o camiño para afrontar os retos de futuro deste sector», indicó.

Sandra Alonso

Únicla Casal Vilar es una de esas primeras ganaderías con el certificado de bienestar animal de Aenor Conform, bajo los estándares de calidad de la firma y del Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA), basados en los protocolos Welfare Quality y AWIN. Las auditorías que se hacen en las explotaciones se basan en la observación directa de la res, evaluando cuatro apartados: buena alimentación, buen alojamiento, buena salud y comportamiento apropiado. En esos cuatro capítulos se identifican doce criterios medibles de bienestar animal, complementarios entre sí.

¿De qué se trata? De certificar que estas 7.000 vacas se encuentran en unas buenas condiciones en las explotaciones. Y es lo que se hace observando distintos aspectos. Entre muchos otros, comentaba un experimentado profesional del sector durante la visita a la granja, las vacas deben disponer en la granja de amplios pasillos que eviten roces; sus camas deben evitar el cemento directo, mediante una gruesa capa de cascarilla o arena y tener la amplitud suficiente para evitar que choquen con los separadores; las explotaciones deben contar con suficientes bebederos para las reses, «porque do contrario, cando saen do ordeño que todas queren ir beber, algunhas poderían retirarse sen facelo. Ti cando chegas a unha explotación e ves as vacas rumiando na sala de ordeño, sabes o alto benestar animal desa granxa», que se relaciona directamente con la ausencia de estrés en las reses. El que acreditan ya 75 granjas de CLUN, con una categoría que si fuesen alojamientos hoteleros estarían entre las cuatro y las cinco estrellas.

Balseiros alerta de los ataques injustificados que recibe el sector primario

El acto contó con las intervenciones del director xeral de Gandería, Agricultura e Industrias Agroalimentarias, José Balseiros, así como de la directora-gerente de Galicia Calidade, Ana Méndez, y de Javier Mejía, director de negocio de Aenor. Balseiros subrayó la importancia de certificaciones como la de bienestar animal para hacer frente «ao cada vez máis intenso ataque ás ganderías, ás explotacións, ao sector primario, gandería e agricultura». Apuntó la necesidad de desarrollar una pedagogía sobre la realidad del sector, desde las escuelas a las universidades, frente a la ola de rechazo a las explotaciones.

Destacó la importancia del sector, con unos ganaderos gallegos que perciben mil millones de euros anuales por la producción láctea, el 40 % de la leche de España (novena posición en Europa) y que aglutina el 56 % de explotaciones del Estado.

Balseiros anunció que Medio Rural tiene una línea de aportaciones para las entidades reconocidas como Agrupaciones de Defensa Sanitaria Ganaderas (ADSG) que cuenta en la convocatoria 2022-2023 con 2,15 millones de presupuesto, para que puedan desarrollar programas facultativos de prevención y control de enfermedades animales. Subrayó que esos programas mejoran las condiciones higiénicas de las explotaciones y de bienestar animal, elevan su nivel productivo y sanitario, y contribuyen a conseguir un mejor estatus sanitario para la cabaña gallega. Aludió a la apuesta de la Xunta por promover formación y capacitación en bienestar animal, tanto en las explotaciones como en el transporte de animales vivos.