Patrocinado por

Carlos Spuch, neurobiólogo: «Galicia debería tener a sus ganaderos en un pedestal»

Xosé María Palacios Muruais
XOSÉ MARÍA PALACIOS LUGO LA VOZ

GANADERÍA

Spuch defiende la importancia de la leche más allá de sus muchas virtudes en la alimentación.
Spuch defiende la importancia de la leche más allá de sus muchas virtudes en la alimentación. PALACIOS

Defiende el consumo de leche y cree que la producida en la comunidad es motivo de orgullo

14 nov 2022 . Actualizado a las 20:19 h.

Si la leche como alimento necesitase defensores, el neurobiólogo Carlos Spuch (Vigo, 1974) se alistaría en ese grupo sin apenas dudarlo. Forma parte del grupo Neurociencia Traslacional del Instituto de Investigación Sanitaria Galicia Sur, con sede en Vigo, y sostiene que el consumo de leche, con los matices que se deban aplicar, es conveniente en todas las edades. El pasado viernes intervino en las Xornadas de Vacún de Leite, organizadas en Lugo ciudad por la cooperativa Seragro y celebradas en la Facultade de Veterinaria del Campus Terra, y en su charla dejó claro el mensaje de la leche como alimento completo.

- Se dice que la leche entera engorda. ¿Hay que suprimirla de la dieta?

- No, al revés. Hay que consumir lácteos con grasa. La cuestión de si engorda o no la leche es cuestión de equilibrio: hay que consumir menos de lo que se gasta. Sí engordan los azúcares. Lo de que la leche engorda es un triste mito.

- Leche entera, semidesnatada, desnatada... ¿Es igual tomar una u otra?

- El aceite de oliva tiene grasa. ¿Por qué se ha creado ese mito de la leche? Otra cosa es que se haga leche semidesnatada y se quiera vender; pero para consumir, leche entera, con toda su grasa.

- ¿Se debe tomar leche en todas las edades?

- Hay que tomarla en todas las edades, pero ajustándose a cada una. Lo que cambia es la palatabilidad. Al ir haciéndonos mayores, tienden a dejar de gustarnos las cosas que tomamos: las cosas nos saben menos, y comemos menos. Pero siempre debemos tomar lo que necesitamos. Se pueden cambiar costumbres: por ejemplo, se puede tomar café con leche. Con los años se pierde gusto y se come menos, pero hay alternativas. La leche del norte de Galicia, de A Coruña y de Lugo, suele tener más sabor que otras que se producen en el sur de Galicia. A un niño, a lo mejor, el sabor de la leche se le hace fuerte; a un adulto, en cambio, menos. Y ojo: no hablo solo de la leche sino de todos los derivados; es decir, de los yogures, de los quesos, de los helados...

- ¿Hacen falta campañas de promoción? ¿Aún es necesario recalcar que la leche es un buen alimento?

- Creo que las campañas no funcionan. Se han hecho muchas. ¿Funcionan? No. ¿Por qué? Porque hay que saber dirigirlas. No se puede hacer una misma campaña para todo el mundo. Hay que pensar en cómo funcionan hoy las redes sociales; hay que vender las cosas allí donde se quieren potenciar, y hay que hacer campañas concretas y más sensibles. El mundo de hoy reclama estímulos, y la alimentación puede hacerlos.

- ¿Si la leche es un gran alimento, merecen más reconocimiento los ganaderos?

- Sí. Están muy infravalorados. Yo estoy hablando contigo [la conversación tuvo lugar tras la última sesión de las citadas jornadas de Seragro] porque me puedo alimentar. ¿Quiénes lo garantizan? Los ganaderos. Deberían cobrar más por su trabajo y estar más reconocidos. Lo que hacen ellos en sus granjas es tan importante como lo que hago yo en el laboratorio. Y los ganaderos son normales: muchos han estudiado, manejan la informática, y aún hay quien se los imagina trabajando simplemente en el campo, con botas. Ese mayor reconocimiento quizá ayudaría a que la gente se fuese al campo y viese que es un trabajo interesante.

- ¿No debería presumir Galicia de su ganadería y de su leche?

-Sí. La leche debería ser un orgullo para Galicia. Los gallegos deberíamos estar orgullosos de la leche como lo puedan estar los árabes del petróleo o los alemanes de sus coches. No nos damos cuenta de la gran leche que tenemos, que es más que un alimento: es algo cultural y social. Galicia debería tener en un pedestal a sus ganaderos.

- ¿Tomamos suficiente leche?

- Depende de cada persona. Yo me tomo dos tazones al día, más luego el queso, que me chifla [se ríe], y el yogur. Cada persona es diferente.

Galicia ya produce el 40 % de la leche de España, pero con 300 ganaderos menos

M. Alfonso

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) acaba de publicar su anuario agrario, en el que hace un resumen de las principales producciones y de cómo superó el sector el ejercicio en las diferentes comunidades. En el caso de Galicia, este documento refleja que, de nuevo, el año agrario «fue malo tanto para los ganaderos como para los agricultores». La imparable subida de los costes de producción, desde el pienso al gasoil, unido a que los precios percibidos por los productores agrarios no subieron, provocaron una nueva caída de las rentas. También, el cierre de explotaciones. A pesar de tener 300 ganaderos de leche menos, la comunidad incrementó esta producción en un 3 %, hasta rondar los tres millones de toneladas.

Seguir leyendo