Patrocinado por

Un sistema que permite mantener limpio el monte y criar animales de raza autóctona

Somos Agro REDACCIÓN / LA VOZ

GANADERÍA

Los promotores de Forescelta organizaron un acto de divulgación en Ribeira de Piquín

13 nov 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Dos son los objetivos que persigue el proyecto Forescelta, que esta misma semana celebró un acto de divulgación en el mirador de Barangón, en Ribeira de Piquín. Por un lado, contribuir al mantenimiento de una raza autóctona como es el Porco Celta. Por otro, fomentar a la limpieza de grandes superficies de montes a través de un sistema de cría de animales que está completamente automatizado.

Tras conocer la resolución del Ministerio de Agricultura, que otorga la subvención necesaria para sacar adelante Forescelta, el grupo operativo celebró un acto divulgativo para dar a conocer esta experiencia. En él participó el director del área de agricultura y pesca de la delegación del Gobierno en Asturias, Enrique Rodríguez, así como representantes del grupo operativo, del municipio de Ribeira de Piquín y de la Diputación de Lugo. También estuvieron presentes los dueños de las parcelas en las que se va a instalar este nuevo sistema.

Los integrantes de este grupo han comenzado ya a trabajar para realizar estudios innovadores en el manejo de las razas porcinas de tronco celta en extensivo mediante sistemas automatizados y digitalizados. La iniciativa permitirá a los propietarios de los terrenos forestales disponer de una alternativa para cuidar sus montes y mantenerlos limpios de maleza, ayudando así a prevenir los incendios forestales. De esta tarea se ocuparán los cien ejemplares de Porco Celta que serán criados en cada una de las instalaciones automatizas que se colocarán en los montes de Asturias y Galicia seleccionados para este proyecto.