Patrocinado por

Concluye el Plan Renove sin que se agoten las ayudas para los sistemas de purín

Somos Agro REDACCIÓN / LA VOZ

GANADERÍA

ROI FERNÁNDEZ

Solo se han presentado solicitudes por valor de un millón de euros, frente a los cuatro que se habían presupuestado

25 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Más de 850 agricultores de toda España se van a beneficiar de las ayudas del Plan Renove de maquinaria que puso en marcha el Ministerio de Agricultura y en el que se van a invertir algo más de 6,5 millones de euros. Una vez finalizado el plazo de presentación de solicitudes, se estima que cerca del 80 % de las presentadas serán aceptadas. En esta ocasión, la convocatoria se desdobló en dos líneas: una para cisternas y accesorios de purín y otra para otras máquinas como cosechadores, tractores y demás. La primera estaba dotada con cerca de cuatro millones de euros, de los que solo se han solicitado algo más de un millón. Los fondos no distribuidos en esta línea pasarán a la del resto de maquinaria. 

Explica el ministerio que las subvenciones concedidas propiciaron una inversión total en compra de nueva maquinaria de casi 25 millones de euros y la subvención alcanza, aproximadamente, un 26 % del gasto total realizado por los agricultores y los ganaderos. También considera que la buena acogida que ha tenido el programa propiciará la incorporación al parque de maquinaría agrícola de unidades modernas, dotadas de las últimas tecnologías, más respetuosas con el medio ambiente y más eficaces y seguras.

En esta ocasión, las subvenciones a los tractores serán las de menor cuantía, pues solo se han solicitado 117.264 euros. Para abonadoras se reclamaron 343.245 euros, mientras que para equipos de aplicación de fitosanitarios se han solicitado 693.943 euros. Como ya viene siendo habitual, la partida más abundante es la destinada a las sembradoras por siembra directa, que asciende a 4,1 millones de euros, llevándose más de la mitad del presupuesto. En cuanto a los accesorios para la distribución localizada del purín, que serán obligatorios en cuanto se deje de permitir el abanico y el plato, se repartirán una ayuda de 599.208 euros, además de que habrá otros 578.174 euros para las cisternas. En total, poco más de un millón de euros, cuando la partida inicial superaba los cuatro millones.