Patrocinado por

Hongos y microalgas para reducir el uso de antibióticos en el sector avícola

M. Cedrón REDACCIÓN / LA VOZ

GANADERÍA

OSCAR CELA

Micoalga-Fedd busca desarrollar un pienso con cualidades antimicrobianas, inmunomoduladoras y antiinflamatorias

20 sep 2021 . Actualizado a las 09:45 h.

La eliminación del uso de antibióticos es uno de los objetivos que desde hace años se ha marcado la Organización Mundial de la Salud (OMS). Pero no solo se trata de controlar la administración en humanos, también en animales porque su uso, en exceso, repercute directamente en la mayor mortalidad del ganado al generar resistencias bacterianas, acarreando importantes mermas productivas, sanitarias y económicas para el sector. Eliminar la administración de este tipo de medicamentos es precisamente el objetivo del proyecto MICOALGA-FEED, enfocado a reducirlos en el sector avícola mediante la utilización de hongos y algas. ¿Cómo? Desarrollando piensos funcionales formulados a partir de moléculas activas propias de estos dos ingredientes con actividad antibiótica, inmunomoduladora y de tipo gastrointestinal, como las causadas por Salmonella, coccidios y Campylobacter.

La iniciativa, que cuenta con una de las subvenciones a la ejecución de proyectos de innovación por grupos operativos suprautonómicos de la AEI-Agri, tiene un presupuesto de más de medio millón de euros en un 80 % con el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader). En ella participan Hifas Veterinary S.L., NeoAlgae Micro Seaweed Productos S.L.N.E. y el Grupo Uvesa, todos ellos coordinados por la Fundación Empresa-Universidad Gallega (FEUGA). Además, participan como miembros subcontratados el Centro Tecnológico Ainia, la Universidad de Vigo, el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (IRTA) y la Universidad de Oviedo.

«Lo que persigue el proyecto — explica Paloma López de Guereñu, una de las investigadoras— es reducir o eliminar el uso de antibióticos en ganadería a partir del aprovechamiento de residuos obtenidos del procesado industrial de hongos y algas, contribuyendo a la economía circular y valorizando el empleo de ingredientes funcionales, innovadores y de alto valor añadido como estos». El proceso contempla distintas etapas. Desde la primera, basada en la selección de especies de hongos y algas de elevado interés científico y sus combinaciones con mayor potencial para lograr esos objetivos, hasta la del diseño y producción de piensos funcionales granulados.