Patrocinado por

Acusan a la industria de quedarse con los céntimos que subió la leche en la distribución

Maruxa Alfonso Laya
M. Alfonso REDACCIÓN / LA VOZ

GANADERÍA

Martina Miser

Agromuralla amenaza con sacar los tractores a la calle si el ministerio no obliga a cumplir con la Ley de la Cadena

17 sep 2021 . Actualizado a las 09:19 h.

Las quejas por el precio que los ganaderos reciben por la producción láctea no dejan de sucederse. Agromuralla, el sindicato lucense, ha amenazado con sacar los tractores a la calle para exigir el cumplimiento de la Ley de la Cadena. Mientras, la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) acusó ayer a la industria de estarse quedando con los céntimos que la leche subió en los lineales en los últimas semanas gracias a la iniciativa de las empresas de distribución. 

UPA recibió con cierto escepticismo el anuncio realizado por algunas cadenas de distribución de que iban a subir el precio de la leche de vaca entre dos y cuatro céntimos en sus lineales. Ahora, la formación acusa a ciertas industrias lácteas de pretender quedarse con ese leve incremento que paga el consumidor a los ganaderos para que estos puedan afrontar las importantes subidas de costes que se han registrado en los últimos meses. «Seremos contundentes», anuncia la formación, que ya plantea seguir con las protestas a las puertas de industrias y cadenas de distribución para señalar a los que considera culpables de estar ahogando a los ganaderos. Según esta organización, el sector ha perdido más de 120 millones de euros en lo que va de año. La leche en origen en España se situó en julio en los 33,4 céntimos por litro, por debajo de la media europea (que es de 0,37 euros litro) y muy por debajo de los 37 céntimos que se paga en Francia o de los 39 de Holanda. 

Ganaderos de Galicia, Asturias, Cantabria y Castilla León, entre otros, se reunieron ayer en la sectorial láctea y aseguraron que los costes de producción se han disparado, de media, tres céntimos por litro. Cifra que llega hasta los seis céntimos en algunas regiones debido, principalmente, a la subida de los piensos y de la energía.