Patrocinado por

La futura fábrica de Nudesa comienza a tomar forma seis meses después

Javier Benito
javier benito LALÍN / LA VOZ

GANADERÍA

miguel souto

La estructura muestra la magnitud de un complejo que cuesta 6 millones

12 sep 2021 . Actualizado a las 11:48 h.

El sector agroganadero copa protagonismo en el resurgir de la construcción de nuevas infraestructuras en polígonos o suelo industrial de Deza. Nudesa, Frigoríficos Bandeira y Cogal -tras de las principales firmas por facturación en las comarcas- tienen en ejecución o a punto de comenzar tres proyectos con importantes inversiones económicas para mejorar o ampliar su capacidad de producción.

Entre esas iniciativas destaca la promovida por Nutrimentos do Deza S.A. (Nudesa) en el polígono Área 33 de Silleda. Esta ya en construcción una nueva fábrica -en la actual operan con una junto a la N-525 en las afueras de Silleda- que supondrá una inversión en torno a los seis millones de euros, que comenzó a gestarse hace un lustro. Acaban de cumplirse seis meses desde que las primeras grúas de grandes dimensiones se colocaron en la parcela y las estructuras metálicas instalada ya muestran la magnitud de las futuras instalaciones. Tienen un plazo de dos años de ejecución y si el ritmo se cumple, la fábrica podría a en la primera o verano del 2023.

El edificio para la elaboración de piensos permitirá a Nudesa casi duplicar la capacidad productiva de la actual fábrica, que tiene una antigüedad de veinticinco años. Se está asentando en una parcela, la número tres del parque empresarial silledense, que cuenta con 15.680 metros de superficie. Dispondrá de las tecnologías más avanzadas del mercado, con un proceso productivo totalmente informatizado y con un sistema que asegura que todas las etapas de la fabricación se ejecuten conforme a una pauta preestablecida. Entre otros equipos dispondrá de los necesarios para reducir al mínimo la emisión de partículas al aire.