Patrocinado por

Preocupación entre los ganaderos gallegos porque no les llegan las facturas de la luz

Maruxa Alfonso Laya
M. Alfonso REDACCIÓN / LA VOZ

GANADERÍA

Alvite

Unións Agrarias denuncia que a muchas explotaciones hace tres meses que no se les cobra la electricidad, lo que genera mucha preocupación por el fuerte incremento que ha sufrido el precio de la energía

13 sep 2021 . Actualizado a las 00:31 h.

Tres meses sin tener noticias de la compañía eléctrica, en estos tiempos en los que el precio de la energía está disparado, son un motivo de preocupación. Porque lo más normal es que, posteriormente, el afectado se encuentre con un recibo disparado, al que tendrá que hacer frente de golpe. Y esto es lo que está sucediendo en muchas granjas gallegas que son clientes de Naturgy. Unións Agrarias asegura que ganaderos de distintas comarcas gallegas se están quejando de que la eléctrica lleva más de tres meses sin facturarles los importes correspondientes y sin hacerles llegar tampoco información sobre la evolución de sus consumos y tarifas. Una situación que está generando alarma, debido al incremento constante que está sufriendo el precio de la electricidad. El sindicato se teme que, la acumulación de facturas se convierta en un requerimiento económico desorbitado para las mermadas rentas que perciben en el medio rural.

«Gandeiros do Deza, Bergantiños, Ordes e Lugo levan dende o mes de maio sen noticias da súa empresa eléctrica», asegura Unións Agrarias, que también explica que, en algunos casos, esa ausencia de facturación llega hasta los cinco meses. La situación está generando alarma, pues sitúa «ás explotacións gandeiras, con altos consumos de enerxía, nunha situación de incerteza e preocupación». añaden. La formación recuerda que tanto las explotaciones lácteas como las de cría de aves tienen unos requerimientos energéticos altos, por lo que los ganaderos temen lo que puede suceder si Naturgy les factura de golpe el importe de más de tres meses de suministro en un momento en el que precio de la energía se ha encarecido hasta un 22 %. «Unións Agrarias fai un chamamento á responsabilidade e solicita medidas extraordinarias, como a posibilidade do pago fraccionado, ante o que podería ser un desembolso inasumible para os petos do sector primario galego», afirma la formación. Recuerda, además, la delicada situación que atraviesa la ganadería, sumida en una crisis de bajos precios que está lejos de remontar.