Patrocinado por

Las vacas de Pinzás, las bomberas que enseñan a respetar el monte

Somos Agro REDACCIÓN

GANADERÍA

MVR

El GDR EuRural impulsa un proyecto de silvopastoreo diseñado por la comunidad de montes de Pinzás, en Tomiño, donde se combina la ganadería, con la tecnología y la función socio-educativa

28 ago 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Hay un monte en el sur de Galicia donde pace un rebaño de treinta vacas con flequillo. Las vacas son vienesas, una raza autóctona que al parecer procede del cruce de unas vacas rubias que se dejaron seducir por unas reses de color oscuro que llegaron a Galicia hace mil años de la mano de los árabes. El monte se llama Cereixo y pertenece a la comunidad de montes de Pinzás, en el concello de Tomiño. Porque el rebaño forma parte de un proyecto de silvopastoreo, Vaquiñas de Pinzás, diseñado por los comuneros para recuperar una raza autóctona, mantener el monte limpio, prevenir el fuego y, además, enseñar los secretos del monte o el papel fundamental que juegan las comunidades de montes (representan un 20 % del territorio gallego) en la revalorización del territorio a través de un centro de interpretación.

La iniciativa ha contado con el apoyo de una ayuda de la Consellería de Medio Rural de cerca de 150.000 euros gestionada a través del GDR EuRural. Y hasta allí se desplazaron este viernes el conselleiro de Medio Rural, José González, y la directora xeral de la Axencia Galega de Desenvolvemento Rural, Inés Santé, para ver el funcionamiento de una iniciativa pionera que, como dijo el conselleiro, «entronca co aproveitamento da nosa terra desde a tripla vertente de sustentabilidade económica, social e ambiental, buscando a multifuncionalidade, a diversificación e a biodiversidade».

De ahí que la idea de Medio Rural es tratar d eimpulsar proyectos semejantes en otras partes del territorio gallego «como mecanismo fundamental de prevención e anticipación fronte os incendios, pola vía da xeración de valor engadido e tamén pola recuperación das razas autóctonas gandeiras».