Patrocinado por

El precio de la leche solo subirá, de momento, para una de cada diez granjas gallegas

X.R. Alvite REDACCIÓN

GANADERÍA

ALVITE

Pascual, Naturleite y la cooperativa Clun anunciaron incrementos, algo que de momento no han hecho Lactalis o Capsa, las que más materia prima recogen en Galicia

04 ago 2021 . Actualizado a las 13:30 h.

Las principales lácteas asentadas en Galicia se resisten a subir el precio de la leche que pagan a los ganaderos. Ni la situación agónica que atraviese el sector productor con un aumento de sus costes de alrededor del 10% en apenas un año, ni las reiteradas peticiones de las organizaciones agrarias o la propia administración sobre la necesidad de aplicar un reparto más equitativo de la cadena de valor de la leche parecen ser razones suficientes para que la industria aplique incrementos a las cotizaciones en origen, tal y como ya ha hecho en buena parte de Europa. Tampoco parece ser un argumento de peso la propia normativa estatal que, en el marco de la Ley de la Cadena Alimentaria, obliga a repercutir sobre el precio recogido en los contratos de suministro la evolución experimentada por los costes de producción.

Bien es cierto que algunas empresas con presencia minoritaria en Galicia sí han anunciado pequeñas subidas para los próximos meses. Es el caso de Pascual _apenas recoge la materia prima de medio centenar de granjas en las comunidad_ que se compromete a aplicar un céntimo más por litro durante el último cuatrimestre del año o de Naturleite _procesa la leche de 200 ganaderías en su planta de Meira_ que eleva esta cifra hasta los dos céntimos durante el período que va de agosto a abril del 2022. La última en sumarse al alza de las cotizaciones ha sido Clun que, sin especificar importes concretos, aplicará la subida de forma retroactiva desde el primero de julio. La cooperativa, creada a partir de la fusión de Feiraco, Os Irmandiños y Melisanto, controla la materia prima de algo más de tres centenares de explotaciones gallegas. 

Esto significa que, en el mejor de los casos, solo 600 ganaderías _apenas una de cada diez de las 6.500 que siguen en activo en Galicia_ se beneficiarán de estos ligeros repuntes en sus facturas mensuales de venta de leche. El resto, tal y como coinciden en señalar representantes del sector productor, deberán esperar a que muevan ficha Lactalis o Capsa _matriz de Central Lechera Asturiana y Larsa_, las dos empresas con mayor presencia en el campo gallego y que, a día de hoy, ya controlan más de un tercio del total de leche producido en Galicia. Las otras dos en discordia son Leche Celta y Río con un volumen de recogida cada una que ronda el 9% del total gallego, según los últimos datos publicados por Medio Rural.