Patrocinado por

Ganaderos denuncian en Sevilla los bajos precios que cobran repartiendo 500 litros de leche

E.P. SEVILLA

GANADERÍA

Raúl Caro

Convocados por Asaja, UPA y COAG recogieron firmas para reclamar un precio justo para la materia prima en el sur de España

30 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Ganaderos del sector de leche, convocados por las organizaciones agrarias andaluzas Asaja, COAG y UPA, Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía y la Organización de Productores del Sur (OPL), se han concentrado este jueves en Sevilla ante las puertas de una gran superficie donde han repartido 500 litros de leche para protestar por «la crisis de precios» en origen de la leche, reclamar el «cumplimiento» de la Ley de Cadena Alimentaria e informar a la ciudadanía de las «dificultades» que tiene el sector para mantener su actividad. Bajo el lema Con la leche al cuello, los ganaderos han repartido 500 litros de leche a la ciudadanía y han recogido firmas por un precio justo de la leche de vaca en el sur de España, que se sumarán a las cerca de 25.000 firmas ya recabadas a través de la web change.org, según han explicado las organizaciones del sector en un comunicado conjunto.

Con esta concentración, organizaciones convocantes y ganaderos han criticado públicamente «la grave crisis que sufre» el vacuno de leche, principalmente «por la presión de unos precios por litro de leche en origen que ni siquiera cubren los costes de producción». Las organizaciones han señalado que el coste medio de producir un litro de leche, según el Ministerio de Agricultura, es de 0,35 euros, «pero en algunas explotaciones andaluzas asciende hasta 0,40 euros».

«En el último año, la industria ha pagado al ganadero en torno a 0,31 y 0,33 euros por litro. Es decir, como mínimo, han perdido alrededor de dos céntimos por litro, mientras que los costes de producción han llegado a repuntar hasta un 35% por la subida de las materias primas para la alimentación y por el incremento de los costes energéticos, entre otros factores», han afirmado. Ante este desajuste, los ganaderos han reclamado que el sector se ve «abocado al cierre de sus explotaciones, que en los últimos años ha sido un goteo constante». «En la última década, por ejemplo, la falta de rentabilidad del sector ha abocado al cierre del 30% de las vaquerías, y eso a pesar de ser uno de los sectores más dimensionado, competitivo y productivo de España», han incidido.