Patrocinado por

El aumento de los costes de producción lastra la rentabilidad de las granjas de conejo

Miriam García Roca, M.A. REDACCIÓN / LA VOZ

GANADERÍA

ALBERTO LÓPEZ

UPA denuncia que los ganaderos se sienten incapaces de plasmar la subida de la alimentación y la electricidad en el precio final de sus productos

28 jul 2021 . Actualizado a las 09:22 h.

El sector cunícola se encuentra sumergido en una grave crisis derivada del aumento de sus costes. Así lo ha denunciado la Unión de Pequeño Agricultores y Ganaderos (UPA), alegando que se trata de un incremento espectacular de los gastos de alimentación de los animales y de la electricidad en las instalaciones. Además, los gatos laborales también se han visto incrementados junto al de los veterinarios.

Los productores de carne de conejo, a través de la organización, afirman que los cunicultores no se sienten capaces de trasladar el incremento de costes al precio final de sus productos. La Ley de la Cadena Alimentaria les obliga a cubrir el coste de producción, sin embargo, al igual que con otros sectores ganaderos, su primer eslabón es el más débil y, también, el que menos capacidad tiene para que el trabajo sea reconocido y remunerado. 

Según UPA, el incremento de costes de alimentación se sitúa en una cifra superior a los 55 euros por tonelada de pienso para las hembras madres y de 38 euros por tonelada de pienso para cebo. Además, el precio de la electricidad necesaria para el mantenimiento de las granjas, ha aumentado un 30 por ciento con respecto al año 2020.  Como resultado, la producción de unas 2.000 granjas cunícolas ha disminuido en casi un 3 % con respecto al año 2019.