Patrocinado por

Reclaman que se revisen todos los contratos de compra venta de leche

Maruxa Alfonso Laya
M. Alfonso REDACCIÓN / LA VOZ

GANADERÍA

ALBERTO LÓPEZ

Las organizaciones agrarias vuelven a salir esta semana a la calle para denunciar la situación del sector lácteo en Cantabria y Málaga

27 jul 2021 . Actualizado a las 09:47 h.

«Es hora de que los precios cubran los costes de producción y de que se cumplan la Ley de mejora de la Cadena Alimentaria», demanda la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG). Recuerda que el último informe de la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) recoge 37 sanciones por incumplimientos en este sentido y por eso anima a denunciar cualquier ilegalidad en los contratos. De hecho, al igual que la pasada semana reclamaban Unións Agrarias y el Sindicato Labrego Galego, esta entidad pide ahora que se revisen todos los acuerdos firmados entre industria y productores. Y es que estos no están cubriendo los costes de producción, con el perjuicio que ello ocasiona a las granjas. COAG ha apoyado manifestaciones por esta cuestión en Andalucía y anuncia que la próxima semana, estas protestas llegarán a la cornisa Cantábrica, más concretamente a Cantabria.

La formación insiste en que la subida de dos céntimos por litro anunciada por algunas industrias se queda corta para cubrir el significativo aumento de los costes de producción, como consecuencia de la subida de los precios de materias primas para la alimentación animal, que calcula que han crecido un 26 % en un año, y de la electricidad. «Estas subidas no responden a los verdaderos costes de producción, que en términos medios se sitúan en 0,35 euros por litro, según el estudio de la cadena de valor de la leche de vaca publicado por el Ministerio de Agricultura», asegura Gaspar Anabitarte, responsable del sector lácteo de COAG

La situación es insostenible para las pequeñas y medianas empresas familiares, argumentan desde esta organización. Han hecho cálculos y sostiene que una exsplotación media tuvo que soportar, entre el 2018 y el 2020, unas pérdidas mensuales de 1.231 y 1.464 euros. «Durante el citado período, los productores recibieron un precio medio de 0,32 euros litro, mientras que el estudio cifra los costes medios de producción en 0,35 euros litro. Las consecuencias: 2.270 explotaciones se vieron obligadas a echar el cierre por falta de rentabilidad», concluye.