Patrocinado por

Francia toma, junto a Alemania, la delantera en la eliminación del sacrificio de pollitos macho

M.C. REDACCIÓN

GANADERÍA

Francia presentará un proyecto para que los criaderos tengan que usar tecnología que permita saber el sexo de las aves en el huevo
Francia presentará un proyecto para que los criaderos tengan que usar tecnología que permita saber el sexo de las aves en el huevo PALACIOS

El Ministerio de Agricultura galo ha anunciado este lunes que a partir del 1 de enero todas las plantas de incubado de gallinas ponedoras deberán contar con la tecnología que permite saber el sexo del animal en el huevo

21 jul 2021 . Actualizado a las 21:46 h.

«El 2022 será el año del fin de la molienda y gaseado de los pollos machos. Francia será así el primer país del mundo, junto con Alemania, en acabar con la eliminación de pollitos machos. Es un avance muy esperado que estamos implementando hoy». El anuncio lo realizó este lunes el ministro de Agricultura y Alimentación francés, Julien Denormandie, justo el mismo día en el que se celebra el Consejo europeo de ministros del ramo, una reunión en la que, entre otros asuntos, se hablará de bienestar animal. De ahí que sea en ese foro en el que Francia y Alemania invitarán al resto de países de la UE a caminar en la dirección que comenzaron a tomar ambos estados en enero del 2020. Porque fue en aquella fecha cuando se reunieron con la industria y con empresas de investigación para tratar de buscar una solución a la eliminación de esos pollitos.

En esa línea, Francia también avanzó en un comunicado que el Consejo de Estado presentará un proyecto a finales de verano para que a partir del 1 de enero del 2022 todos los criaderos tendrán que contar con máquinas que les permitan conocer el sexo de los pollos en el huevo, lo que permitirá eliminar esa práctica de matar a los pollitos macho.

La idea del Ejecutivo galo es colaborar con las plantas de incubación en la instalación de este tipo de tecnología a través del programa France Relance, que destinará diez millones de euros a ese objetivo. Desde el ministerio francés de Agricultura explican que para llevar a cabo esta iniciativa hay que realizar una «distribución justa de los costes en toda la cadena de valor, gracias a la Ley Egalim 2. Y desarrollar e implementar alternativas sostenibles que cambien el futuro de unos 50 millones de pollos machos de los criaderos franceses, que además suponen un desafío para los criaderos de gallinas ponedoras que debe afrontar toda la cadena de suministro.