Patrocinado por

Medio Rural mantiene bajo vigilancia por coronavirus a ocho granjas de visones

Maruxa Alfonso Laya
M. Alfonso REDACCIÓN / LA VOZ

GANADERÍA

Visones americanos en una jaula
Visones americanos en una jaula

Solo una explotación de A Baña, en la que se sacrificaron todos los animales, y otra de Santiago pudieron retomar su actividad y están libres de restricciones

20 jul 2021 . Actualizado a las 17:43 h.

El coronavirus ha vuelto a poner el foco sobre las granjas de visones, unas explotaciones con gran presencia en Galicia. Y es que si antes de la pandemia los colectivos ecologistas ya pedían el cierre de estas instalaciones, después de conocerse que estos animales se contagian con facilidad de esta enfermedad, estas mismas asociaciones insisten en la necesidad de cerrarlas. Desde principios de año, en Galicia se han detectado visones contagiados en un total de diez explotaciones. Ocho de ellas permanecen actualmente bajo vigilancia oficial.

«Todas as explotacións de visóns nas que se confirmou a presenza de SARS CoV-2 en Galicia continúan baixo vixilancia oficial dos servizos veterinarios da Consellería do Medio Rural, inmobilizadas e sometidas aos controis sanitarios periódicos», aseguran desde la Administración autonómica. Todas excepto dos. Una de ellas es la de A Baña, en la que se detectó el primer caso de contagio en la comunidad. Sucedió el pasado mes de enero y, hasta ahora, ha sido el único en el que se ha optado por sacrificar a todos los animales. Tras la destrucción de los cadáveres y la posterior limpieza y exhaustiva desinfección de las instalaciones, esta explotación pudo recuperar la normalidad durante el pasado mes de junio. También lo hizo ya la explotación en la que se detectó el segundo caso, la de Santiago. Ahí hubo en marzo cinco positivos, entre 6.500 animales, que obligaron a mantener bajo vigilancia estas instalaciones.

El pasado mes de junio saltaron dos positivos más: una explotación de Carral en la que hubo cinco animales contagiados confirmados en análisis rutinarios, y otras cuatro de Abegondo, A Baña y Santiago.Y el 2 de julio se detectó en una granja de Oza-Cesuras. El último caso se hizo público el pasado viernes, con dos granjas más afectadas en Negreira y Sobrado dos Monxes. Así, ocho explotaciones permanecen bajo vigilancia, tal y como establece el programa de prevención y control del covid-19 en granjas de visón americano del Ministerio de Agricultura. Pero es que, además, la Xunta mantiene la vigilancia en las otras explotaciones, donde se hacen análisis cada quince días.